Escuchar este artículo

La picadura del pito puede ser mortal

Domingo, 20 de Marzo de 2022
La enfermedad lleva el nombre del médico brasileño Carlos Ribeiro
Justiniano Chagas.

La oficina de control de vectores del Instituto Departamental de Salud activó en el Catatumbo un plan piloto que busca erradicar los posibles criaderos del pito que causa severas lesiones cardiacas en los humanos.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Ese es el caso del maestro Álvaro Quintero Pérez, quien cuando niño visitó esa región de Norte de Santander, durante un paseo, y fue picado por el insecto que alberga el parásito Trypanosoma cruzi.

Los problemas de salud comenzaron en los años juveniles, tuvo siete marcapasos hasta que le hicieron un trasplante de corazón.

El maestro de 56 años vio la muerte cerca debido al mal de Chagas. “Tuve varias muertes súbitas y me volvieron a reanimar, ahora juego fútbol y tengo una vida plena”, confiesa.

Yo nací el 9 de noviembre de 1965 en el seno de una familia humilde y considero mi renacimiento el 31 de julio de 2009, cuando me pusieron el corazón de un joven de 24 años. “Doy las gracias a Dios por ayudarme en esos trances y superar las afectaciones del corazón”, indica en su testimonio de fe.

No le tiene miedo a la muerte, pues considera que estuvo en ese túnel donde se respira un ambiente de tranquilidad.

“Es como un sueño reparador y gracias a los profesionales de la salud volví a este mundo”, recalcó.


Lea además: Plan piloto para prevenir el mal de Chagas en el Catatumbo

En agradecimiento construyó una capilla al sagrado corazón de Jesús en el barrio Las Delicias de Ocaña a la que asisten afectadas por este mal.
 

Image
Campañas preventivas en las zonas donde hay presencia del pito. /Foto La Opinión
Un enemigo silencioso

El mal de Chagas, también conocido como Tripanosomiasis americana, es una enfermedad parasitaria identificada por primera vez en Brasil. Está en la lista de las enfermedades desatendidas de la Organización Mundial de la Salud y es problema de salud pública de Centroamérica y Suramérica.

Se relaciona estrechamente con determinantes sociales como la pobreza, malas condiciones sanitarias y poblaciones que tienen limitaciones en los sistemas de salud.

La patología en la mayoría de los casos se evidencia después de una fase subclínica la cual puede durar mucho tiempo, incluso hasta tres o cinco décadas, afecta principalmente al corazón y al sistema digestivo, sin embargo, tiene una fase aguda que en la mayoría de los infectados pasa desapercibida. No obstante, los casos agudos pueden llegar a ser mortales sin tratamiento.

Lea además: La salud, el dolor de cabeza de los alcaldes del Catatumbo

Actualmente existen dos tratamientos tripanosis y estos pueden ser más efectivos en edades tempranas o en personas con poco tiempo de infección.
 

Image
El mal de Chagas provoca alteraciones cardiacas.
Transmisión

El pito pica y defeca y orina cerca de la picadura y es así como los parásitos penetran en el organismo.

También puede transmitirse consumiendo alimentos contaminados por el parásito y por transfusión de sangre de donantes infectados.

Igualmente puede darse la transmisión de la madre infectada a su hijo durante el embarazo o el parto, por el trasplante de órganos de una persona enferma o por accidentes de laboratorio.


Lea además: ¿Qué pasa con el hospital Emiro Quintero Cañizares?

Además, en la fase crónica los parásitos permanecen en forma de amastigote principalmente en el músculo cardiaco y digestivo, según la literatura cerca del 20 al 30 por ciento de los pacientes cursan una fase determinada caracterizada por trastornos cardiacos y digestivos, entre el 70% al 80% de los pacientes permanecen en fase indeterminada asintomática durante toda su vida.
 

Image
En la zona del Catatumbo se adelanta un plan piloto para combatir el mal de Chagas. La región es endémica y se adoptan estrategias para evitar afectaciones a los niños y mujeres en edad fértil.
Zona endémica

Colombia tiene las cifras más alarmantes en la población general de la región Andina después de Bolivia. Según proyecciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Colombia tiene alrededor de 437.960 casos de Chagas, los nuevos por transmisión vectorial estarían en 5.274 y 166.221 mujeres en edad fértil infectados con el parásito, estimando así 1.046 casos anuales por transmisión congénita para una tasa de 0,114 infectados por cada cien nacidos vivos.

Las cifras de cardiopatía chagásica en Colombia, estimadas por la OMS, alcanzan los 131.388 casos. Se calcula que en el mundo hay entre 6 y 7 millones de personas infectadas por el Trypanosoma cruzi, el parásito causante de la enfermedad de Chagas, la mayoría de ellas en América Latina, calculándose que provoca la muerte a unas diez mil personas anualmente en el planeta.

Lea además: Vuelven las protestas al hospital de Ocaña

Naciones Unidas precisa que, aunque la mayoría de casos siguen produciéndose en América Latina, este mal parasitario se está extendiendo a Estados Unidos, Europa, Canadá, Japón y Australia.

Image
El profesor Álvaro Quintero, contó con la fortuna del trasplante del corazón. Ahora practica el fútbol sin problema alguno./ Fotos especiales
Plan contra la propagación

A 2021, Colombia tenía 66 municipios en 7 departamentos certificados por una comisión internacional de la Organización Mundial de la Salud en la interrupción vectorial por el triatomino domiciliado Rhodnius prolixus y se espera que a finales de 2022 sean, aproximadamente, 106 municipios en 9 departamentos, señala el Instituto Nacional de Salud.

En las regiones en donde fue activado el plan de interrupción, fue adoptada una estrategia de vigilancia integrada entre el componente epidemiológico, entomológico y por laboratorio.

“En consecuencia, los departamentos que hacen parte del plan como: Casanare, Boyacá, Santander, Norte de Santander, Arauca y Cundinamarca, tienen una mayor adherencia a los procesos de vigilancia en salud pública”, precisa el INS.

Las cifras en el Catatumbo

En la zona del Catatumbo se adelanta un plan piloto para combatir el mal de Chagas. La región es endémica y se adoptan estrategias para evitar afectaciones a los niños y mujeres en edad fértil. Sandra Milena Corredor Blanco, responsable de vigilancia en salud pública del Instituto Departamental de Salud, asegura que en la región del Catatumbo entre 2018 y 2021 se han notificado al sistema 10 casos de enfermedad de Chagas agudo y 6 crónicos:
Municipio Chagas.

Chagas          agudo   crónico
Tibú                    2           3
Hacarí                5
Teorama                          2
Ocaña                2
El Tarra              1
Bucarasica                       1

Total                   10           6

El plan de certificación de la transmisión vectorial intradomiciliaria de tripanosoma logra en 2019 la interrupción en tres municipios endémicos como El Zulia, San Cayetano y Santiago.

Desde 2021 se ejecuta en municipios priorizados como San Calixto, Teorama, Hacarí, Convención, El Carmen y Villa del Rosario donde se efectúan actividades de detección de la patología en los grupos poblacionales gestantes, menores de 18 años, indígenas y mujeres en edad fértil desde los 15 hasta 49 años.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Javier Sarabia Ascanio
Javier Sarabia

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda