Escuchar este artículo

Latente las emergencias en la provincia de Ocaña y zona del Catatumbo

Sábado, 25 de Septiembre de 2021
La temporada de lluvias irá hasta diciembre.

La temporada de lluvias afecta las arterias viales de los municipios de la provincia de Ocaña y zona del Catatumbo donde los mandatarios de turno adelantan las gestiones encaminadas a conjurar las emergencias.

Lea además Alcaldes del Catatumbo tocan puertas a nivel nacional

Los torrenciales aguaceros acompañados de fuertes vientos han ocasionado desastres en las zonas rurales y cascos urbanos de Convención, Ábrego, Ocaña, La Playa de Belén, Hacarí, Teorama, San Calixto, El Tarra y El Carmen donde los labriegos han perdido cultivos de pan coger y las carreteras se encuentran en pésimo estado. 

De acuerdo con los datos suministrados por el Ideam (Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales), el invierno se acrecentará durante los meses de octubre y noviembre, por lo que los organismos de socorro deben coordinar con las oficinas de Gestión del Riesgo los planes de contingencia para mitigar los efectos de remoción en masa, inundaciones y deslizamientos de tierra.

En la estación meteorológica de La Cabaña sobre el río Algodonal se reporta el aumento de los niveles en el caudal y los ribereños deben adoptar mecanismos para evitar tragedias que lamentar.

El ingeniero ambiental, Juan Miguel Torrado Arévalo, de la Subdirección de Cambio climático de la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (Corponor), señaló que la zona se encuentra en alerta naranja como periodo de preparación donde se entregan recomendaciones a los habitantes de la región del Catatumbo.

En sintonía con el Sistema de Alertas Tempranas se coordinan los planes de mitigación del riesgo con la limpieza de los desagües, vertederos, e interceptores debido a la alta sedimentación. Igualmente, las dinámicas de evacuación en aquellos sitios donde se registra la inestabilidad de taludes. 

Le puede interesar Alcaldes del Catatumbo tocan puertas a nivel nacional

Los campesinos reclaman de parte del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, la implementación de programas como seguros de cosecha y regular los elevados costos de los insumos, ya que invierten mucho en la producción y pocas son las ganancias debido a los fluctuantes precios en las plazas de mercado, según indicó el cultivador 
Aleiro Ropero de Ábrego.

La situación fue expuesta por los alcaldes de la Asociación de Municipios ante la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD). 

“Existe el compromiso de enviar una comisión técnica para hacer el diagnóstico, canalizar recursos y así ayudar a los afectados”, indicó el director ejecutivo, Édgar Andrés Pallares Díaz.
 

Image
La situación más crítica la viven moradores del barrio La Primavera de Convención.

Convención en vilo 

El fenómeno de la niña ha golpeado con mayor intensidad a la región del Catatumbo, especialmente al municipio de Convención donde 9 viviendas han colapsado y la vía de la zona comercial del barrio La Primavera está a punto de desplomarse ante una falla geológica.
El temor lo constituye la incomunicación vía terrestre con el resto de las poblaciones lo que impediría la comercialización de los productos agrícolas hacia las plazas de mercado. 

El primer mandatario local, Dimar Barbosa Riobó, espera los resultados de un estudio especializado para presentarlo a la UNGRD con el fin de canalizar recursos y construir un muro de contención.

“Se declaró la calamidad pública con el fin de brindar apoyo a la comunidad afectada y el presupuesto por imprevistos está agotado. Se requieren más de 10 mil millones de pesos para levantar la estructura, entonces solicitamos la ayuda de las entidades del orden nacional”, explicó el mandatario. 

Solicitó a la firma de expertos ingenieros y geólogos agilizar los estudios para adelantar las obras de mitigación y conjurar la emergencia. “Con la ayuda de la Unidad Nacional de Riesgos y la Consejería Departamental se trabaja en la demolición de las estructuras y la remoción de escombros, no ha sido fácil, ya que los recursos son escasos. Recomiendo paciencia y tomar todas las precauciones mientras se concreta el muro de contención”, precisó el alcalde. 

Manifestó que desde hace dos meses están haciendo las gestiones y no han dejado solos a los afectados, “pues hemos reubicado a las familias y otorgado los subsidios de arriendo. Se han removido cinco mil metros cúbicos de escombros y aportados elementos para mitigar los efectos de la lluvia”. 

Mientras tanto la Defensa Civil coordina las acciones para ubicar plásticos y costales para contener los efectos de la ola invernal. También, se construyen gaviones en los sitios críticos para mitigar la emergencia.
 

Image
Los Consejos municipales de Gestión del Riesgo activan planes de contingencia.

 

Sistema de Alertas Tempranas  

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y el Ideam reiteraron a los colombianos la probabilidad de incremento del promedio de lluvias en lo que resta de septiembre, y durante los meses de octubre y noviembre en algunas regiones del país.

Lea también Ola invernal arrasa cultivos en la provincia de Ocaña

Debido a la dinámica que puede tener la segunda temporada de lluvias, el ministerio insta a los sectores de infraestructura vial, transporte, servicios públicos y recreación, entre otros, para tener en cuenta la amenaza por deslizamientos de tierra en áreas inestables de ladera, especialmente en los departamentos de Chocó, Nariño, Cauca, Santander, Boyacá, Cundinamarca, Antioquia, Norte de Santander y en las regiones de los piedemontes llanero y amazónico.

“Estamos monitoreando permanentemente el comportamiento de esta segunda temporada de lluvias, para transmitirles a los colombianos de forma oportuna la información pertinente con el fin de mitigar los efectos negativos que pueden presentarse. Es el momento para recordar, una vez más, que el cambio climático es una realidad, y entre todos, con buenas prácticas sostenibles, debemos contrarrestar sus efectos adversos. El planeta nos ha venido hablando, es nuestra responsabilidad escucharlo, por el bien de nosotros y de las futuras generaciones”, dijo Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

MinAmbiente, el Ideam, los institutos de investigación, la Asociación de Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible (Asocars), con el acompañamiento de la UNGRD, el servicio Geológico Colombiano y la Dirección Nacional de Bomberos, entre otros actores, activan la Mesa Técnica Ambiental para formular e implementar un plan de acción estructurado con base en los procesos de la gestión del riesgo de desastres.

Entre otros temas, dicha mesa prepara una comunicación con recomendaciones para la ciudadanía, alcaldes, gobernadores, autoridades ambientales e institutos de investigación de todo el Sistema Nacional Ambiental (SINA) sobre la temporada de lluvias.

Además, formuló la estrategia de comunicaciones para autoridades ambientales frente a los efectos de la segunda temporada de lluvias; desarrolla un monitoreo constante del comportamiento de la temporada emitiendo a través del Ideam boletines diarios, y en coordinación con actores territoriales ejecuta talleres regionales en Sucre, Bolívar, Magdalena, Antioquia, Boyacá, Caldas, Norte de Santander, Cundinamarca, Valle del Cauca, Chocó, Nariño, Meta, Casanare, Arauca, Putumayo y Caquetá, los cuales iniciaron el 20 de septiembre y finalizarán el 1 de octubre de 2021.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Javier Sarabia