Escuchar este artículo

Lluvias prenden las alarmas en la provincia de Ocaña

Martes, 15 de Marzo de 2022
De acuerdo a los pronósticos del Ideam, la región se encuentra en alerta amarilla por la primera ola invernal que se extenderá hasta finales de mayo.

Las primeras precipitaciones del año ponen en máxima alerta a los organismos de socorro para mitigar emergencias en las zonas de alto riesgo del municipio de Ocaña.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

El director de la Oficina de Gestión del Riesgo y Atención de Desastres, Gustavo Adolfo Paba Navarro, coordina el monitoreo en los puntos críticos de la ciudad para hacer los ajustes a los planes de mitigación durante la temporada invernal.
 
Los funcionarios adelantan controles en las zonas propensas a los deslizamientos de tierra con el fin de prevenir emergencias que lamentar.

 
El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, IDEAM, anuncia la primera temporada de lluvias para Norte de Santander y la secretaría de Gobierno a través del Comité de Gestión del Riesgo Municipal, pone en marcha el plan de contingencia en el que se estipula la inspección permanente frente a los efectos que el fenómeno puede causar. 


Lea además: Temporada de lluvias puede agudizar falla geológica en Convención

Asimismo, alerta a los organismos de socorro para que estén al tanto ante cualquier eventualidad. “El llamado a quienes residen en la ribera del río es a estar muy atentos al aumento del caudal para que puedan evacuar y de esta manera proteger sus vidas”, reitera el funcionario.

Image
Consejo municipal de Gestión del Riesgo inspecciona los puntos críticos de Ocaña.
 
Prevenir antes que lamentar

El director de la Oficina de Gestión de Riesgos y Atención de Desastres, Gustavo Adolfo Paba Navarro, insta a las distintas comunidades a tomar las medidas preventivas.

Hace un llamado a los presidentes de las Juntas de Acción Comunal para que implementen los planes de contingencia encaminados a disminuir cualquier emergencia frente a la época invernal.

De acuerdo a los pronósticos del IDEAM, la región se encuentra en alerta amarilla lo que amerita tomar las precauciones del caso, precisó el funcionario. 
 
Las lluvias van a arreciar en los próximos días y se activan mecanismos para mitigar los efectos en las distintas comunidades. “La gente debe abstenerse de hacer movimientos de tierra ya que puede generar deslizamientos, los caudales de los ríos aumentarán y causar inundaciones en las viviendas de los ribereños”, agregó.
 
En Ocaña, los puntos más críticos se encuentran  en la Ciudadela Norte, Los Cristales, La Perla, Santa Cruz, Cristo Rey, Simón Bolívar y la canalización del río Chiquito. La presidente de la Junta de Acción Comunal de Altos del Norte, Yanubis Domínguez, señala que varias viviendas corren riesgo ante el desplome de la calzada. “Es imperiosa la necesidad de construir un muro de contención para evitar una tragedia”, recalcó.


Lea además: Tráfico pesado causa daños en la avenida de Ocaña

El secretario de Vías e Infraestructura, ingeniero Yorby Franco Téllez, efectúa el diagnóstico para determinar los costos de la obra y así proteger a los habitantes del populoso sector. Para construir el muro se requieren más de 500 millones de pesos.
 

Image
Los funcionarios están pendientes del monitoreo en el municipio de Ocaña.
 
Monitoreo constante 

La secretaría de Gobierno en articulación con las entidades, adelanta acciones para prevenir cualquier acontecimiento ante la primera ola invernal que se prevé hasta finales del mes de mayo, asegura Paba Navarro.
 
Ante esta situación se ha iniciado con la implementación del plan de contingencia donde está estipulado visitas a puntos álgidos, los cuales están propensos a represamientos de aguas y deslizamientos de tierras, con el fin de llevar un monitoreo permanente de las zonas y evitar cualquier emergencia. 
 
Recomienda a quienes residen en la ribera de los ríos estar muy atentos del aumento del caudal para que puedan evacuar del lugar y salvaguardar sus vidas. 

Gustavo Paba, responsable del área, invita a los ciudadanos a tener en cuenta las medidas preventivas.  Si se observan grietas o inclinaciones de viviendas, puentes, vías, entre otros, informar rápidamente a las autoridades locales.
 
Asegurar bien el techo, las tejas y los objetos que podrían ser arrastrados por la fuerza de vientos intensos.
 
Asimismo, revisar el estado de estructuras elevadas que puedan colapsar, así como también, hacer una adecuada disposición de los residuos para evitar taponamientos en los alcantarillados.
 
“Buscamos una intervención oportuna en los puntos críticos de la ciudad donde se registran emergencias por deslizamientos. Se adelantó en las instalaciones del Palacio municipal un Consejo Extraordinario de Gestión del Riesgo presidido por el alcalde Samir Casadiego en compañía de las diferentes instituciones”, precisó.


Lea además: Diseñan mapa de riesgos para Ocaña

Durante el encuentro los organismos de socorro activan las alarmas para atender las emergencias ocasionadas por la ola invernal que se avecina.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 

Image
Javier Sarabia Ascanio
Javier Sarabia

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda