Escuchar este artículo

Maestros de Ocaña adelantan plan de mejoramiento institucional

Martes, 11 de Enero de 2022
Hay opiniones divididas sobre el regreso a clases.

En medio de grandes expectativas y luego del receso estudiantil de fin y comienzos de año, regresan los maestros a los planteles educativos para cumplir con el calendario escolar de la vigencia 2022.


Le puede interesar: Así será el regreso a clases en Norte de Santander

La primera tarea encomendada es el programa de desarrollo institucional donde se trazan los lineamientos a seguir para el buen funcionamiento de las escuelas y colegios después de los traumatismos generados por la pandemia.

El presidente de la subdirectiva de Asinort Ocaña, Cristo Humberto Miranda Carvajalino manifiesta que se están verificando las condiciones de bioseguridad y adecuación de la infraestructura para un retorno seguro de los niños y jóvenes estipulado para el lunes 31 de enero.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

“En ningún momento nos oponemos al regreso a las aulas de clases, de hecho, lo hicimos el año pasado, lo importante es mirar cómo evoluciona el cuarto pico del coronavirus en esta región para esa fecha. Corresponde entonces a los padres de familia tomar la decisión de enviar a sus hijos”, precisó.

El vocero sindical fue categórico al afirmar que el Gobierno Nacional no ha invertido en la infraestructura de las instituciones educativas, por lo que no están dadas las condiciones para volver a la presencialidad plena.

“Aquí estamos hablando del derecho fundamental de la vida y lo más probable es un rebrote debido a los encuentros familiares y fiestas populares. Entonces es un riesgo. Cada vez hay menos plata de inversión para saneamiento básico ambiental y mejorar las condiciones sanitarias”.


Lea también: Nuevas restricciones en Italia para los no vacunados contra COVID-19

 

Image
Los estudiantes inician clases el  31 de enero de 2022. / Foto: Cortesía / La Opinión

 

No hay recursos para la educación

El fiscal de Asinort a nivel departamental, Hugo Cárdenas Vega aclaró que en ningún momento van en contra de las clases presenciales, únicamente exponen las precarias condiciones de algunas instituciones educativas para recibir a los niños en su totalidad.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

“Se deben analizar las condiciones sanitarias, el uso de todos los elementos de bioseguridad y el distanciamiento para evitar hacinamiento. Algunas instituciones educativas de la zona rural carecen de agua potable”, mencionó.

Recomienda que a través de los Consejos Directivos se adopten mecanismos para evitar consecuencias mayores, puede ser modelos de atención especial para no aglomerar a la comunidad estudiantil en espacios cerrados.

 Indicó que la Federación Colombiana de Educadores y las Centrales Obreras trabajan en procesos para mejorar la financiación de la educación pública en aras de irrigar recursos y así mejorar la infraestructura.

 

Más información: Propuesta de ley busca que profesionales y técnicos ganen mínimo $3 y $2 millones

Los voceros expresan la preocupación, ya que el déficit es bastante grande y el Ministerio de Educación no aprobó la ampliación de la planta de personal de maestros, a pesar de que la demanda de cupos es alta ante el fenómeno migratorio.

Además, solicitan una audiencia con la Comisión del Servicio Civil para analizar las condiciones del Concurso especial de maestros para la zona del Catatumbo.

Padres temen enviar a sus hijos

Aunque el calendario escolar se modificó para dar un compás de espera a los efectos de la nueva ola de contagios, los padres de familia se muestran reacios a esa disposición emanada por el Ministerio de Educación Nacional.

No se atreven a entregar un testimonio definitivo y prefieren esperar las estadísticas para decidir si envían o no a sus hijos a las aulas de clases.

La enfermera jefa, Samira Angarita Castro, encargada del Plan Inmunización en Ocaña, señaló que la vacunación con los menores avanza en un 65%, destacando que la meta es llegar al 90%. “Los padres de familia son muy juiciosos y llevan a sus hijos”.


Lea aquí: Novak Djokovic gana la batalla judicial en Australia

En el más reciente reporte, la ocupación de las camas de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en el municipio fue del 48 por ciento.

Ernesto Velásquez, padre de familia de la Institución Educativa Francisco Fernández de Contreras, señala que en estos momentos no está dispuesto a enviar a su hijo Arley David. “La situación se está complicando, uno escucha por noticias que está cundido de la nueva variante y no lo voy a exponer. Esperemos cómo evoluciona la pandemia”.

Por su parte, la madre de familia del Colegio Agustina Ferro, Cindy Carrascal Rincón, asegura que en estos instantes las condiciones no están dadas. “Es un riesgo enviar a mis hijos para que los encierren en unos salones que no reúnen las condiciones. A pesar de que tienen las dos aplicaciones, no voy a exponerlos. Que esperen, ¿cuál es el afán del Gobierno Nacional?”, se pregunta.

Restan 20 días para el regreso a clases de los niños y los padres de familia están a la expectativa por el avance de la nueva variante en esta zona del país.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 

Image
Javier Sarabia

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Patrocinado por La OpiTienda