Medidas para Semana Santa en Ocaña

Martes, 30 de Marzo de 2021
El objetivo es evitar que se generen aglomeraciones que pueden desencadenar en contagios masivos de COVID-19.

En Ocaña, a través de un Puesto de Mando Unificado (PMU) se adoptaron una serie de restricciones encaminadas a mitigar la propagación del coronavirus durante los días santos en esta zona del país.

Las autoridades locales, a través del Decreto 029 implementaron toque de queda y ley seca desde el jueves santo hasta el lunes de pascua, para evitar aglomeraciones y prevenir posibles contagios entre los feligreses.

Los habitantes de la región vivirán una Semana Santa diferente, ya que solo se permite el aforo del 35% en los templos, las procesiones están prohibidas, no habrá lavatorio de pies, las iglesias se cerrarán después de las 4 de la tarde y no estará autorizada la visita a los monumentos.

Las autoridades sanitarias entregan recomendaciones para mantener el distanciamiento social, el uso permanente de los tapabocas, la asepsia de los lugares y el lavado frecuente de las manos.

Expertos en la materia prevén un rebrote después de la semana mayor debido al traslado de muchas personas que visitan a sus seres queridos y atractivos turísticos durante la temporada alta.

En toda la jurisdicción y durante los días santos, estará prohibida la circulación de personas y vehículos, desde la medianoche hasta las 5 de la mañana.

Quedan descartados los eventos de carácter público que impliquen aglomeración de personas, según indicó el secretario de Gobierno, Yuri Alfonso Carrascal Gómez.

Todas las actividades se lideran desde la Diócesis de Ocaña y la Secretaría de Educación Cultura y Turismo de manera virtual. Asimismo, estarán todos los frentes y equipos de la Policía Nacional de la mano con las coordinaciones de la alcaldía adelantando acciones comunitarias.

“La invitación a propios y visitantes es a continuar cumpliendo con los protocolos biosanitarios y respetando los decretos establecidos, con esto se evitará la propagación del virus y la imposición de sanciones por incumplimiento a la Ley. El trabajo articulado permitirá una Ocaña más segura y sana”, agregó el funcionario.

Un acto de fe para conservar la vida

La Diócesis de Ocaña también están adoptando protocolos de bioseguridad en cada uno de los templos para evitar el contagio entre los feligreses.

Para prever la mayor participación de fieles en la Semana Mayor, el Obispo, Luis Gabriel Ramírez Díaz ha permitido que se celebre en los diferentes templos y capillas el triduo pascual.

Los prelados de la iglesia católica son categóricos al afirmar que no se harán procesiones, toda vez que esto pone en riesgo el cumplimiento de las medidas para prevenir las aglomeraciones.

Terminada la celebración de la liturgia de la cena del Señor el jueves santo, los templos se cierran con el fin de evitar el desplazamiento de las personas a los mismos para la visita a los monumentos.

“Se ruega encarecidamente, en espíritu de obediencia y comunión eclesial, dar cumplimiento a estas disposiciones y así evitar responsabilidades, teniendo en cuenta que se espera, en esos días el tercer pico de contagio”, dijo el vicario general de la Catedral de Santa Ana, monseñor Luis Carlos Lopera Barrera.

 

Image
El objetivo es evitar que se generen aglomeraciones que pueden desencadenar en contagios masivos de COVID-19. / Cortesía/ La Opinión
Image
Javier Sarabia