Mil millones de pesos para subsidiar los servicios de agua

Miércoles, 20 de Mayo de 2020
Los descuentos se harán efectivos en la facturación de los meses de junio y julio.

Directivas de la Empresa de Servicios Públicos de Ocaña acuerdan con el alcalde Samir Casadiego subsidios especiales para los usuarios del acueducto, alcantarillado y aseo.

La ESPO hizo los ajustes presupuestales de los recursos propios y con el rubro de responsabilidad social asigna mil millones de pesos como alivio para los estratos I, II y III, indica el gerente Gabriel Álvarez Duarte.

El primer mandatario de los ocañeros explica que los descuentos se harán efectivos en la facturación de los meses de junio y julio en un 50.4% para el estrato I; 49.6 para el II y el 26% para III.

El funcionario hace un llamado al uso racional del preciado líquido, ya que el plan de mitigación contempla un consumo mínimo de 13 metros cúbicos en las viviendas, después de esa medida se deberá pagar el excedente con tarifa plena, pero si el gasto es menor el descuento será mejor.

El representante legal de la empresa, Gabriel Álvarez Duarte, manifiesta que el porcentaje de la rebaja pudo ser mayor, sin embargo, el receso de tres meses del año pasado por los problemas jurídicos en cuanto a la retoma de los activos por parte de la administración municipal afectó las finanzas.

Vea También: Cinco mil bonos en alimentos para la población vulnerable

Recordó la importancia del uso eficiente del servicio y ponerse al día para facilitar el proceso y así favorecer a las comunidades vulnerables.

El alcalde como accionista de la empresa, conjuntamente con los concejales adelanta la gestión ante los miembros de la junta directiva para favorecer a las personas de escasos recursos que atraviesan por una difícil situación económica.

Una comisión del Concejo de Ocaña se reunió con el gerente de la empresa para plantear esa alternativa en aras de beneficiar a las comunidades afectadas durante la pandemia.

Los miembros de la corporación José Fernel Peñaranda Torrado, Cristian Jiménez Arévalo, Jhon Arenas, Jhon Suárez, Evelio Chinchila y Mario Castellanos adelantaron las gestiones para llegar a ese acuerdo común.

“Fue bastante difícil por la situación jurídica ya que los dividendos se encuentran embargados por una antigua deuda con Findeter. Pero se buscaron mecanismos para ayudar a la gente, precisó Mario Castellanos.

Además, desde la alcaldía se precisó que los comerciantes que soporten a través del recibo de energía eléctrica que sus establecimientos se encuentran cerrados desde el mes de marzo, solo deberán pagar el cargo fijo mínimo de $5.600 mensual hasta que se reactive las actividades comerciales.