Muere el primer alcalde de Ocaña electo por voto popular

Viernes, 22 de Enero de 2021
Jesús Hernán Claro presentaba quebrantos de salud desde hace varios meses.

Profundo dolor y pesar ha generado en los distintos estamentos sociales de la ciudad el deceso del primer alcalde escogido por elección popular en el municipio de Ocaña, Jesús Hernán Claro Ovallos.

El estadista y dirigente político de 86 años de edad es recordado por sus aportes al análisis tributario en esta zona del país donde muchos alcaldes y concejales hacían las consultas jurídicas. 

El ilustre hijo de  la provincia presentaba quebrantos de salud durante varios meses y los galenos de turno hicieron ingentes esfuerzos para prolongar su existencia.

Claro Ovallos fue ungido  con el voto popular para el periodo comprendido desde el año 1988 al 1990 y su administración dejó una huella imborrable en la historia de esta tierra Hacaritama, señala el dirigente conservador Javier Torrado de la Rosa.

Inició el proceso de transformación de las empresas públicas municipales e inició los estudios del Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado. Promotor de una sede para el Servicio Nacional de Aprendizaje Sena; escuela José Antonio Galán de la Ciudadela Norte, organizó la Oficina de Tránsito y Transportes, construcción del Hogar de los Abuelos, el programa de vivienda de interés social El Peñón y saneó las finanzas de la administración municipal. 

Es considerado como un patriarca del partido Conservador colombiano, quien agitó las banderas al lado del Representante a la Cámara, el inmolado Álvaro Arévalo Ferrero.

Fue concejal y alcalde de Ocaña, asesor de asuntos tributarios de entidades a nivel nacional, profesor de la universidad Libre y Católica de Colombia.

Casado con la señora Mercedes Álvarez y padre ejemplar de Jesús Eduardo (arquitecto) y de las odontólogas  Eliana y Mónica Claro.
 

Image
Javier Sarabia