Escuchar este artículo

Ocaña: campesinos tendrán riego de precisión

Miércoles, 31 de Enero de 2018
En 70 por ciento el programa se ejecuta en poblaciones donde hay alta necesidad de recursos hídricos.

A través de la secretaría de las Tic, la Gobernación de Norte de Santander lidera un proyecto de desarrollo agroecológico en los campos de la Provincia de Ocaña.

Con la iniciativa regional, las tecnologías de la información y las comunicaciones, permitirán fortalecer los proyectos productivos permanentes con un sistema de riego de precisión.

La Universidad de Pamplona es la encargada de la ejecución de este proyecto, que va a tener un impacto en la investigación y una duración de 22 meses. 

“Cada uno de los productores va a destinar dos hectáreas de sus fincas; allí establecerán el proyecto productivo y toda la transferencia que en este caso va a dar el equipo profesional y técnico contratado por la universidad”, indicó el jefe de la oficina de Desarrollo Rural de Ocaña, José Luis Amaya Pérez.

El proyecto está enfocado hacia la investigación de las técnicas apropiadas, de acuerdo con la diversidad de los climas. 

Inicialmente, en Ocaña se implementa el programa con 15 beneficiarios, en una etapa en la que se hace la caracterización de las familias y los estudios del terreno donde se cultivan cítricos, aguacate y cacao, principalmente.

Los programas se ejecutan con el apoyo de la secretaría de Desarrollo Económico del departamento, y a la fecha se tiene lista la caracterización de las familias beneficiarias y de lo que hay en sus fincas.

De acuerdo con Amaya, el proyecto se ejecutará con 90 productores de seis municipios de Norte de Santander; en cada ente territorial son 15 los beneficiarios.

En Ocaña se ejecuta en los corregimientos Quebrada de la Esperanza y Las Chircas, cuyos campesinos ya tuvieron las primeras visitas de los expertos. 

“Nuestros productores deben ser capaces de descargar la información existente en la plataforma de la Universidad de Pamplona, interpretarla y aplicarla a favor de sus cultivos”, recalcó.

Así mismo, se hace el montaje de estaciones meteorológicas especiales. Una estación será instalada en algunas de las instituciones educativas para generar más impacto. 

“Corresponde a los productores ponerlas en práctica en cada una de las fincas”, dijo Amaya. “En las charlas se les explica cómo funcionan y la oportunidad de mejorar para fortalecer lazos de comercialización”.

En 70 por ciento el programa se ejecuta en poblaciones donde hay alta necesidad de recursos hídricos, por la escasez de proyectos eficientes de riego de precisión en los cultivos permanentes, indicó Amaya.

Las familias agradecieron el apoyo brindado y se comprometieron totalmente con el programa.

Image
La opinión
La Opinión