Escuchar este artículo

Ocaña: La Piñuela vive una pesadilla por malas obras de alcantarillado

Jueves, 2 de Diciembre de 2021
Los residentes de este barrio habitan entre contaminación y calles están deterioradas.

La Piñuela, uno de los barrios más tradicionales y cuna del incipiente comercio de principios del siglo pasado en Ocaña, se encuentra totalmente abandonado por los gobernantes de turno.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Las calles están deterioradas y los trabajos de saneamiento básico ambiental quedaron más hechos, ya que no resisten los malos olores y cuando llueven se inundan las casas del sector denominado ‘Cuatro esquinas’, afirmó el presidente de la Junta de Acción Comunal Freddy Alonso Páez Echávez.

 “Hemos hecho la gestión ante las administraciones de Miriam Prado y Samir Casadiego, pero se hacen de los oídos sordos. Nadie nos quiere escuchar, estamos desesperados y tal punto que vamos a cerrar esa arteria vial para que se fijen en la problemática”, recalcó.
 
El secretario de Vías, Infraestructura y Vivienda, ingeniero Yorby Franco Téllez, indicó que mientras no se solucionen los problemas hidrosanitarios con el cambio de la tubería no pueden invertir recursos.

La Empresa de Servicios Públicos de Ocaña, ESPO S.A. no responde y los moradores sufren las consecuencias de esa discordia.

 Lea además: Estudiantes hacen que barbatusco sea el árbol insignia de Ocaña

Ahora se realizan trabajos en la carretera central, se desvía el tráfico vehicular hacia ese sector donde los conductores indican que los vehículos sufren desperfectos mecánicos. “Está peor que una trocha, dónde están los gobernantes? Merecemos mejores calles”, agregó Emiro Carrascal.
 

Image
La alta sedimentación de sectores aledaños genera taponamiento de las tuberías.

 

Los voceros comunales aseguraron que los trabajos del Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado, donde se gastaron 23.600 mil millones de pesos, quedaron mal hechos.

“Esa platica se perdió, el Box Coulvert, únicamente se construyó como colector pluvial y entonces las aguas negras de los sectores se descargan en la zona y no se aguantan los malos olores y la proliferación de mosquitos que afecta las vías respiratorias y la piel de la gente”, sostuvo el líder comunal Omar Manzano Ibáñez.
 
Ante los organismos de control del Estado instauró las denuncias respectivas sobre las irregularidades cometidas por el Consorcio Ocaña 026,que utilizó el escenario deportivo y las vías de acceso para transportar el material.

“Acabaron con la cancha, dejaron las calles vueltas nada por el paso de la maquinaria y se van sin reparar esos daños. No entiendo las administraciones posteriores que reciben las obras a cabalidad y entregan el certificado de paz y salvo”, reiteró.

Se cansa uno de rogar la ayuda para remediar esa situación. Es increíble que la denuncia ha llegado hasta Bogotá y solo hemos recibido felicitaciones por el valor civil mostrado al denunciar a los contratistas, pero las acciones son nulas”, dijo Manzano.
 
No se explica cómo derribaron las paredillas de la cancha y ahora se ha convertido en antro de perdición con la presencia de drogadictos que cometen hurtos y fechorías en los sectores de Tacaloa, La Piñuela, El Bosque y San Antonio. 

La obra que se proyectó como una de las alternativas para acabar con el foco de contaminación quedó mal y ahora el problema es de un mayor proporción, pues la sedimentación de las construcciones de las partes altas obstruye los sistemas de desagües y ocasiona inundaciones graves, incluso en la parroquia San Antonio.

Lea además: Reajustan salarios a trabajadores del hospital de Ocaña

“De nada han valido los oficios a la Procuraduría, Contraloría, Alcaldía y Personería porque se hacen de los oídos sordos. En el año 2013 se habló de hacer un parque linear, pero la platica no alcanzó”, exclamó Omar Manzano.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Javier Sarabia

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Contenido Patrocinado