Ocupación del 75% de camas UCI en el hospital de Ocaña

Jueves, 21 de Enero de 2021
El Emiro Quintero Cañizares no baja la guardia para neutralizar los contagios de coronavirus.

Ante el crecimiento de las cifras de contagio por COVID-19, los integrantes del Puesto de Mando Unificado extreman las medidas de bioseguridad en el municipio de Ocaña.

El agente interventor del hospital regional Emiro Quintero Cañizares, Yamil Roberto Blel Cervantes, manifiestó que no se debe bajar la guardia porque la ocupación general del centro asistencial supera el 75 por ciento.

El aumento exponencial de los casos obliga al personal médico a permanecer en primera línea con disponibilidad las 24 horas debido a la alerta roja en la red pública hospitalaria. Asegura que a pesar de los asuntos jurídicos en la ESE se registra normalidad absoluta.

Blel Cervantes señala que se deben mantener los controles para evitar la propagación y solicita al gobernador, Silvano Serrano, no flexibilizar las medidas para el funcionamiento de bares y discotecas, porque empeoraría la situación.

No estoy de acuerdo con la apertura de discotecas, bares y cantinas ya que desde el 22 de diciembre hemos tenido picos que han llevado hasta el ciento por ciento de la ocupación en la Unidad de Cuidados Intensivos. Va a seguir la propagación del virus y aumentar la velocidad de contagio, conllevando a que un mayor número de pobladores terminen hospitalizados, e incluso ponen en riesgo sus vidas por las aglomeraciones”, señaló.

Precisó que tienen los medicamentos y los tanques de oxígeno necesarios, lo que sucede es que se habilitó un área de urgencias respiratorias que no cuenta con las redes. 

“Ya se contrató, y mientras tanto se utilizan balas para conjurar la situación, en el área donde existen 10 camas. La que nosotros inauguramos tiene red propia de gases medicinales las 17 camas e incluso la Unidad de Cuidados Intensivos no presenta inconveniente alguno para lo atención oportuna de pacientes con esa patología. Estamos suministrando toda clase de medicamentos ordenados por los médicos especialistas”, recalcó.

El secretario de Gobierno, Yuri Alfonso Carrascal Gómez, manifestó que el PMU acoge las disposiciones del orden departamental para frenar el avance de la pandemia.

Explicó que los picos más altos se presentaron durante el mes de diciembre donde por cada 100 contagios hubo 4 muertes, elevando los decesos a 95, una cifra muy alta dejando desolación y llanto en las familias.

Recordó que desde el inicio de la pandemia generada por la COVID-19, el Gobierno municipal ha liderado diferentes estrategias con el propósito de proteger la salud de la ciudadanía.

Una de ellas es la creación del escuadrón Móvil Anti-COVID que durante el 2020 realizó varios procesos de verificación y seguimiento de protocolos de bioseguridad a establecimientos comerciales.

En Norte de Santander se vive el segundo pico de la pandemia a causa de la indisciplina de algunos ciudadanos al no cumplir con las normas establecidas, por lo que se hace necesario reiterar sobre la importancia de cumplir con las medidas de autocuidado.

Image
Javier Sarabia