Escuchar este artículo

¿Para qué Supersalud extiende intervención del hospital de Ocaña?

Jueves, 11 de Noviembre de 2021
El centro asistencial se pone al día con los lineamientos trazados por el Ministerio de Salud.

La Superintendencia Nacional de Salud extendió por seis meses más la intervención forzosa administrativa que rige sobre el Hospital Regional Emiro Quintero Cañizares de Ocaña.

El periodo servirá para subsanar los hallazgos encontrados hace un año y avanzar en la recuperación de los indicadores de atención a los usuarios, según indicó la directora de Medidas Especiales para Prestadores de Servicios de Salud, Nayibe Lucía Julio Simanca.

La funcionaria manifiesta que tras la evaluación realizada a los componentes asistenciales, administrativos, financieros y jurídicos, la Superintendencia evidenció que en este primer año de intervención, el hospital ha trabajado en abrir servicios especializados y atender la demanda en el territorio durante esta época de pandemia.

Notificó la prórroga hasta el 9 de mayo de 2022 para garantizar la continuidad en la prestación de los servicios en condiciones de calidad, oportunidad y seguridad.

 “Se deben cumplir y mejorar los indicadores mínimos de gestión del Plan de Acción, lograr la razonabilidad de los estados financieros al cierre de la vigencia 2021, así como la estructuración e implementación de soluciones que impacten positivamente los componentes, que en su conjunto permitan superar las falencias identificadas en la institución asistencial”, precisó la funcionaria. 

En materia administrativa, el hospital presenta niveles superiores en facturación, toda vez que hace un año bordeaba los 6.100 millones de pesos y en 2021 promedia los 7.700 millones de pesos mensuales, alcanzando hasta 8.000 millones de pesos en marzo, abril, mayo y junio de este año.

En cuanto al proceso de depuración contable y financiera, se avanza en el registro de créditos judiciales, la provisión de procesos jurídicos, los ajustes del deterioro de cartera, la conciliación entre áreas y la aclaración de saldos.

“Frente a los hallazgos contractuales realizados en 2020, el hospital ha hecho una revisión minuciosa de los diferentes procesos y ajustó el manual de contratación a la normativa vigente”, puntualizó la funcionaria. 
 

Image
Completa normalidad se registra en el hospital de Ocaña durante la intervención.

Metas alcanzadas

El agente interventor, médico cirujano Yamil Roberto Blel Cervantes asegura que se han cumplido con las proyecciones hechas el año inmediatamente anterior.

Resalta el fortalecimiento del talento humano en las especialidades de ginecobstetricia, pediatría, medicina interna y cirugía general dando atención las 24 horas. 

El centro asistencial es líder regional de vacunación contra la COVID-19, alcanzando la aplicación de más de 129.000 dosis, con un cumplimiento del 90% de los biológicos entregados. Además, la expansión de la red de oxígeno en todas las unidades de urgencia y hospitalización. Mejoras en las condiciones ambientales para el almacenamiento de medicamentos y dispositivos médicos.  Habilitación de 23 camas para el área de atención de pacientes con afecciones agudas respiratorias”, explicó Blel. 

Asimismo, el diseño e implementación del programa de seguridad del paciente. Instalación de los timbres de llamado de enfermería desde las habitaciones y baño. Jornadas de atención integral a población nacional y migrante. 30 cirugías de reconstrucción de labio leporino y paladar hendido. Convenio en comodato de una ambulancia con la Alcaldía de Ocaña y la adquisición de tres ventiladores mecánicos para la ambulancia del hospital.

En lo referente a infraestructura, el agente interventor se reunirá con el gobernador Silvano Serrano Guerrero, para definir la inversión de 20 mil millones de pesos asegurados a través del Fondo de Regalías para construir la nueva torre y así avanzar hacia el tercer nivel de complejidad.
 

Image
El agente interventor hace balance del centro asistencial.

 

Las órdenes de la Superintendencia 

En la resolución la Superintendencia Nacional de Salud se ordena al agente especial interventor, Yamil Blel, ajustar el cronograma del plan de depuración contable y culminar la ejecución de cada una de las actividades allí establecidas.

También, avanzar en la conciliación, depuración y recaudo de la cartera registrada; analizar y evaluar las condiciones de los servicios de salud que se encuentran tercerizados.

Adicionalmente, continuar prestando en condiciones de calidad y bajo los lineamientos del Ministerio de Salud y Protección Social la atención a pacientes, cumpliendo con lo asignado por el Instituto Departamental de Salud de Norte de Santander frente al Plan Nacional de Vacunación contra la COVID-19. 

Cabe recordar que, la Superintendencia ordenó la intervención forzosa administrativa del Hospital Emiro Quintero Cañizares el 9 de noviembre de 2020, tras identificar al menos 87 deficiencias administrativas, financieras y asistenciales, la cuales generaban un riesgo para la prestación adecuada y oportuna de los servicios.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Javier Sarabia

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Patrocinado por La OpiTienda