Escuchar este artículo

Plantón por dudas sobre intervención del hospital de Ocaña

Sábado, 8 de Enero de 2022
Maltrato laboral por parte de la subgerente científica.

Ante la llegada del nuevo agente, Víctor Augusto Pedraza López, profesionales de la salud y empleados de las distintas áreas del Hospital Regional Emiro Quintero Cañizares de Ocaña adelantaron una jornada de protesta debido a los problemas generados por la prolongada intervención.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Indicaron que el centro asistencial está a la deriva ante el incumplimiento del plan de acción del médico removido de ese cargo, Yamil Roberto Blel Cervantes y quieren aclarar las razones de la falta de insumos, el retraso en el pago del personal contratado y el maltrato laboral por parte de la subdirectora científica, Eucaris Echavarría.

Los trabajadores manifiestan que la situación ya fue expuesta a la Superintendencia Nacional de Salud, sin embargo, las voces inconformes no hacen eco en los oídos sordos de los funcionarios de turno

Lea además: Asume el nuevo agente especial interventor del hospital de Ocaña

Pedraza tomó nota e indicó que apenas llega a dirigir el centro asistencial y la misión encomendada es remediar ese tipo de problemas para el buen funcionamiento. Se estará reuniendo con los distintos comités operativos para reactivar la contratación durante la presente vigencia y así evitar traumatismos en la atención de los usuarios de la provincia de Ocaña y zona del Catatumbo que supera los 300 mil habitantes.
               

Image
Una jornada de protesta adelantan los trabajadores del hospital regional Emiro Quintero Cañizares de Ocaña ante las dudas por la suerte del centro asistencial. / Foto: Cortesía / La Opinión
El malestar 

El plantón se desarrolló en la entrada principal del centro asistencial con pancartas y arengas donde conminan la salida inmediata de la subdirectora científica del hospital, Eucaris Echavarría. 

 El médico geriatra Juan Carlos Pérez Parada, quien recibió por correo electrónico la notificación de la no renovación del contrato llevó la vocería para explicar el malestar por el acoso laboral de los últimos meses.

“Actúa de una manera grotesca, grosera, arbitraria, fastidiosa e imponente afectando los derechos de los trabajadores. Se han recogido firmas y enviado oficios a nivel nacional donde se expone la situación, pero nunca se ha recibido respuesta alguna. No entendemos por qué se trae gente de afuera, existiendo tanto profesional bueno que conoce la región”, precisó.

Denuncia que durante la intervención se ha nombrado a personal que no reúne los requisitos de ley. “En la plataforma de contratación Rethus, el urgenciólogo Eduardo Quintero no ostenta título y no pasa nada”, agregó el profesional de la salud.
 
Aseguró que el inconformismo es casi del 100 por ciento del personal y que muchos no salieron a protestar por el temor a represalias posteriores. “Se requiere una reunión urgente con los representantes de la Superintendencia, el agente interventor, los auditores, trabajadores y sindicato para analizar el caso. Durante más de un año se han dilatado las soluciones de los hallazgos encontrados, ante la salida intempestiva de Blel. Recomendamos a la persona asignada para que se deje asesorar de los profesionales que saben realmente la problemática del hospital”, recalcó.

Lea además: Reajustan salarios a trabajadores del hospital de Ocaña

Señaló también que la gente está desesperada y solo reclaman una buena dirección con soluciones a corto plazo. A muchos contratados se les adeudan los honorarios y pasaron el fin de año sin un peso en el bolsillo. “A mí me deben la última quincena de diciembre, recargos y horas extras desde el mes de abril y ahora la liquidación, luego del despido”, expresó. 
 

Image
Los trabajadores solicitan la salida de la subdirectora científica.
Escasean de insumos 

Los protestantes también denunciaron la escasez de insumos hospitalarios como dispositivos para canalizar a los pacientes en una época tan crítica de la pandemia.

 Asimismo, medicamentos y elementos de bioseguridad como jabón antiséptico para los dispensadores. Igualmente, piezas ortopédicas por diferentes fracturas. “Es increíble que un viejito de 90 años tenga que ser remitido por la carencia de esos suministros”, recalcó Pérez.

Preocupa la manera como procedimientos sencillos no se puedan efectuar en la localidad por la escasez del material. 

La química farmacéutica del hospital, Érika Reyes explicó que faltan algunos medicamentos muy puntuales debido al cierre del año de algunos laboratorios y los problemas de importación, específicamente los utilizados en la sedación. “Se presentan tropiezos y se adelantan los trámites para la contratación”, recalcó. 

La enfermera jefa, Samira Angarita Castro, coordinadora del Plan de Inmunización, solicita una reunión con los líderes de los procesos para conocer durante el empalme la realidad del hospital y se avance en las metas de lograr el tercer nivel de complejidad.

El ginecólogo Carmelo Salazar lleva 26 años trabajando en el centro asistencial e indica que nunca habían vivido esa incertidumbre generada por la intervención. “Llevan más de un año con ese plan de acción y ahora se cambia el agente por incumplimiento, entonces hasta cuándo debemos esperar”, reiteró.

Lea además: ¿Para qué Supersalud extiende intervención del hospital de Ocaña?

Los profesionales de la salud observan retrocesos y no avances, esperan aclarar las dudas por el bienestar del centro asistencial.
 

Image
Preocupa la escasez de insumos en el centro asistencial.
Peor el remedio que la enfermedad

El presidente de la Asociación de Trabajadores de Anthoc, Norte de Santander, Arístides Hernández fue categórico al afirmar que esa situación se veía venir, pero los voceros sindicalizados de Ocaña no escucharon los consejos.
 
“Yo se los advertí, se les dijo con antelación que iba a ser peor el remedio que la enfermedad y me declararon enemigo. Se aliaron con el agente interventor ahora removido del cargo por incumplimiento de los planes trazados”, agregó.

Hernández asegura que hubo una masacre laboral “y se quedaron callados, irregularidades en la contratación y no dijeron nada. Se vendieron por unas migajas y ahora las consecuencias son para el pueblo ocañero. Yo hago un llamado a que despierten de ese letargo, es lamentable lo que está ocurriendo y las fuerzas vivas no se pronuncian. Es peligroso, pues no hay insumos, problemas en la contratación y maltrato laboral. El tiempo me dio la razón”. 

La presidente de Anthoc en Ocaña, Yarly Navarro Avendaño, indica que el agente saliente Yamil Roberto Blel dio un tratamiento especial a los trabajadores. “Logramos muchas cosas en la organización y el ajuste salarial, el martes nos estaremos reuniendo con el nuevo funcionario para exponer la situación, la inconformidad con el maltrato laboral de Eucaris Echavarría y la contratación para la nueva vigencia”, agregó.

Lea además: Hospital de Ocaña hace cirugías maxilofaciales

Recordó que los contratados asistenciales, por primera vez en la historia del hospital, se les pagó lo de ley y se les reconocieron las horas extras. “Los de planta logramos pasar 12 promotoras que tenían más de 35 años trabajando, las ascendió como auxiliares de enfermería, recuperamos un recargo cedido cuando la ESE estuvo en crisis financiera, nos hizo un aumento salarial y proyectamos la creación de la planta transitoria de personal para acabar con la fuga de los dineros. Por eso, los trabajadores exigimos al Superintendente que antes de entregar este hospital al departamento deje la planta transitoria”, puntualizó.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Javier Sarabia

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Patrocinado por La OpiTienda