Escuchar este artículo

Polémica por inmovilización de vehículos en Ocaña

Miércoles, 24 de Agosto de 2016
La medida va contra quienes recogen pasajeros en las calles de la ciudad.

Una polémica se generó en Ocaña por la inmovilización de vehículos que recogen pasajeros en las calles céntricas de Ocaña. El secretario de Tránsito, Albert Emiro Urquijo Sánchez, argumenta que las empresas deben colaborar con el funcionamiento de la terminal y que las rutas cortas y largas deben partir de este lugar.

Los uniformados están haciendo cumplir las normas e inmovilizan los automotores que se parquean en sitios prohibidos, generando terminales ilegales que afectan la movilidad.

La Alcaldía a través de la Secretaría de Tránsito ha desarrollado un trabajo conjunto con los gerentes de las empresas de transporte formal para evitar que embarquen y desembarquen pasajeros en una zona diferente a la terminal.

Esta labor ha sido acompañada de operativos por parte de la Policía de Tránsito, lo que ha generado sanciones a varios conductores que no han acatado las normas.

El secretario de Tránsito, Albert Urquijo, señaló que se hará una nueva reunión con los gerentes para evitar más sanciones.

El gerente de Cootranshacaritama, Leonardo Moreno Bonilla, indicó que están interesados en el desarrollo de la ciudad, pero preocupados por la manera cómo se adelantan los operativos.

“El secretario indicó que había una empresa que no quería entrar en cintura. Nosotros siempre hemos colaborado en ese sentido. En la administración de Yebrail Hadad Linero se estableció que las rutas a Río de Oro, Aguachica, El Carmen, Ábrego y el resto de municipios de la provincia de Ocaña podrían salir de sitios distintos a la terminal”, agregó.

Moreno Bonilla argumentó que el secretario de tránsito desconoce esa situación. “Él actúa sin tener conocimiento. Me parece un acto arbitrario y no sabemos bajo qué criterios se están tomando esas medidas”.

El gerente manifestó que el vehículo que les fue inmovilizado tenía como destino Aguachica. Los pasajeros se bajaron y abordaron un carro pirata desde el centro de Ocaña y el hecho generó indignación entre el gremio transportador.

“Debemos reiterar que los controles en las afueras y entradas a Ocaña no se están cumpliendo por parte de las autoridades, como se había acordado para controlar el transporte ilegal”.

La Opinión