Escuchar este artículo

Polémica por palomas en parque de Ocaña

Miércoles, 17 de Julio de 2019
Un veterinario emprende una campaña para conservarlas en el espacio público.

El parque 29 de Mayo de Ocaña es epicentro de amores y desamores con las palomas que habitan allí desde hace décadas. Mientras ciudadanos apoyados por un dermatólogo argumentan que las aves son portadoras de hongos, parásitos y bacterias; un veterinario emprende una campaña para conservarlas en el espacio público, las vacuna y junto con un carpintero buscan apoyo para que las palomeras de madera sean recuperadas.

El principal opositor a la permanencia de las palomas y quien busca la reubicación de las aves en la zona rural, es el cirujano y dermatólogo Fernando Torrado de la Rosa. Él, presentó a las autoridades sanitarias documentos en los que argumenta que son foco de contaminación en el parque.

“Debe controlarse la cría de palomas por tanto las excretas son portadoras del hongo histoplasma capsulatum, que afecta el pulmón humano. Es fácilmente inhalado por los transeúntes y el aire hace que se eleve en el ambiente”.

De acuerdo con Torrado la Alcaldía debe suspender la venta de maíz en el parque, pues las aves al tener alimento se amañan y se reproducen, generando riesgo para la salud y afectando construcciones cercanas donde se posan las palomas.

Plan de manejo

En el ángulo opuesto está el veterinario Carlos Alberto Bayona, quien a pesar de reconocer que son portadoras de hongos, argumenta que las palomas son controladoras biológicas de otras plagas. Además, “en el parque no hay gran cantidad de estas aves y esto minimiza los riesgos”.

Para él lo que se requiere es de un plan de control y medidas sanitarias que permitan que las palomas habiten en el espacio público sin generar riesgos. Por iniciativa propia las está vacunando y valorando para que estén sanas.

El veterinario Bayona también argumentó que el mayor riesgo es para quienes conviven con las palomas en las casas y no en espacios públicos.

A la par encontró eco en el carpintero Ender Danilo Mora Angarita, con quien presentó a la Alcaldía un proyecto para recuperar las ocho palomeras que hay en el parque 29 de Mayo. Para ellos si el espacio en donde duermen está en óptimas condiciones, las aves no buscan otros sitios donde pernoctar.

La recuperación de cada estructura de madera se estima en $2,6 millones.

UTA analiza el caso

La directora de la Unidad Técnica Ambiental (UTA), Maira Alejandra Sánchez Criado, dio a conocer que con instructores del Sena se está gestando un proyecto para recuperar las palomeras o sustituirlas por nuevas, pues el interés del municipio es que permanezcan en el parque para no afectar las tradiciones culturales.

“Reconocemos el interés del veterinario Bayona quien se sumó a la campaña para mejorar la calidad de vida de las aves. Las afectaciones a la salud se pueden controlar con la perfecta asepsia de las palomeras”, dijo Sánchez.

A la par la directora referenció que dentro del plan de embellecimiento paisajístico del parque se tiene contemplado el mantenimiento del sitio donde habitan las palomas y “estamos abiertos a escuchar las propuestas de la comunidad”.

De acuerdo con los registros de la UTA en el parque hay cerca de 1.500 palomas. “Muchas de ellas han muerto envenenadas, hecho que se puso en conocimiento de las autoridades para que los responsables sean castigados”.

Image
La opinión
La Opinión