Escuchar este artículo

Por cuarta vez robaron salón comunal de La Piñuela, en Ocaña

Jueves, 25 de Febrero de 2021
Los ladrones se llevaron los implementos deportivos de los niños del sector.

Impotentes se declaran los líderes comunales del barrio La Piñuela, en Ocaña, ante los constantes hurtos de los últimos meses.

En la cuarta incursión, los ladrones se llevaron dos computadores que habían sido recuperados del anterior robo, una planta de sonido, cinco lámparas reflectoras, una licuadora e implementos deportivos de los niños del sector, indicó el presidente de la Junta de Acción Comunal, abogado Freddy Alonso Páez Echávez.

Como aconteció en los episodios pasados, los malhechores procedieron a forzar las cerraduras, violentando chapas y candados con fierros y los vecinos no escucharon ni se percataron del suceso, señaló el líder comunal.

Recordó que ese lugar fue adecuado con 18 computadores para brindar capacitación a la gente del mismo barrio y todos fueron robados, pero nadie denuncia ni ve a los ladrones.

“Ante la imposibilidad de pagar vigilancia, aprovechan la soledad y se han llevado la nevera, la estufa y otros electrodomésticos. Son aparatos que pesan y requieren de un carro para transportarlos. Falta mayor sentido de pertenencia”, agregó.

El profesional del derecho instó a los reducidores a no comprar esos elementos hurtados, porque puede acarrear grandes consecuencias. “Se pueden ver envueltos en una investigación por receptación y pagar las consecuencias”, recalcó.

Los líderes comunales suponen que los autores de los robos serían los mismos consumidores de narcóticos  que mantienen asolada la zona, porque han perpetrado hurtos en el hogar de los abuelos, Amparo de Niñas Santa María de los Pobres, salón comunal y viviendas cercanas.

El coordinador de deportes, Omar Emiro Manzano Ibáñez, indicó que los drogadictos se han tomado sectores aledaños hurtando elementos de valor. “Estamos tristes porque se llevaron los mejores balones profesionales donados por la fundación Falcao de la escuela de formación deportiva Los Tigres. Sin compasión se cargaron un saco lleno de los esféricos de microfútbol, fútbol y baloncesto.   Asimismo todos los uniformes”, agregó el dirigente.

Censuraron la actitud del Consorcio 026 que adelantó los trabajos de Alcantarillado en ese lugar y no procedió a reparar los daños ocasionados en la estructura del escenario deportivo y el salón comunal.

“Los ingenieros solicitaron el préstamo del escenario deportivo para guardar material de río y el cemento, retiraron las rejas y las paredillas se fueron al piso para ingresar la maquinaria pesada. El compromiso era dejar la cancha en perfectas condiciones. Terminaron los trabajos y la unión temporal incumplió con la promesa de reparar los daños causados. Se devoran 23 mil 600 millones de pesos del Plan Maestro de Alcantarillado, porque la contaminación ambiental continúa igual y la cancha se convirtió en nido de drogadictos”, dijo Manzano Ibáñez.
 
Los voceros comunales no entienden cómo la administración firmó un certificado de paz y salvo a los contratistas sin cumplir las cláusulas de garantías de los trabajos adelantados en la zona, porque las calles están deterioradas y el puente de San Antonio a punto de colapsar en un barrio tan popular y de alto flujo vehicular.

Los afectados solicitaron a las autoridades patrullajes especiales para desarticular la banda delincuencial que merodea al sector.