Escuchar este artículo

Por lluvias, cierran iglesia de El Carmen

Martes, 26 de Abril de 2022
4 mil millones de pesos puede costar la reparación de la cubierta de este templo religioso de El Carmen.

Los torrenciales aguaceros caídos después de la Semana Santa dejaron en evidencia los problemas registrados en los techos del histórico templo del municipio de El Carmen, en Norte de Santander.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Ante el riesgo de un posible desplome de la cubierta, el obispo de la diócesis de Ocaña, monseñor Luis Gabriel Ramírez Díaz, determinó el cierre y adelantar los oficios religiosos en otros lugares para evitar tragedias entre los feligreses.

El alcalde de esa población, Wilfredo Gélvez Prado, adelanta las gestiones en el Ministerio de Cultura para que avale y apoye la intervención ya que no se cuentan con los recursos suficientes para una obra de tal magnitud que puede superar los 4.000 millones de pesos.
 
El mandatario contrató al ingeniero especialista en patología estructural Édgar Enrique La Rota para que haga lectura de los daños ocasionados por la ola invernal y proceder a los trabajos de mitigación.

“Estamos dispuestos a solventar los gastos de unos estudios que determinen el tipo de intervención para que el Ministerio proceda a la asignación de los recursos”, reiteró.

El mandatario aseguró que esa declaratoria de Bien de Interés Cultural no le ha traído beneficios al municipio, al contrario, se registran muchas trabas a la hora de acceder a las partidas del gobierno central.


Lea además: Norte es impactado con crudeza por las lluvias

Junto al obispo, monseñor Luis Gabriel Ramírez Díaz, exponen la situación al Viceministro de Cultura, José Ignacio Argote, a quien se le planteó la urgente necesidad de intervenir el templo con el fin de evitar el deterioro constante.
 

Image
Ante el inminente desplome de los techos del templo en honor a la virgen de El Carmen el obispo de la diócesis de Ocaña, monseñor Luis Gabriel Ramírez Díaz, decide cerrar las puertas temporalmente, mientras se solventa la emergencia vial y se logra la intervención por parte del Ministerio de Cultura.
 
Prevenir antes que lamentar

El prelado de la iglesia católica, a través de un comunicado dirigido a los fieles, señaló que ante la recomendación del Consejo de Gestión del Riesgos y Desastres ordena al sacerdote José Ismael Pérez Balmaceda cerrar temporalmente las puertas de la parroquia debido al mal estado de los techos, comprometidos seriamente durante la temporada invernal.

El obispo exhorta a todos los miembros de la comunidad acatar al pie de la letra las recomendaciones para mitigar los efectos de la ola invernal.

La iglesia está dispuesta a aunar esfuerzos para que los trabajos de mantenimiento de canaletas, revisión superficial y descapote del cielo raso puedan determinar el diagnóstico de la gravedad de la estructura interna y de esta manera se ejecute en el menor tiempo posible.
 
“El cierre temporal de la parroquia no significa suspensión de las celebraciones eucarísticas, ni los demás sacramentos. Nuestra fe siempre exige la necesidad de reunirnos para celebrar los misterios del Señor a través de la liturgia sacramental”, agregó el obispo.


Lea además: Alerta roja en Ocaña por ola invernal

En efecto, el cura párroco José Ismael Pérez, dispuso de la casa cural para las misas de lunes a viernes y los domingos en el aula máxima de la institución educativa Enrique Pardo Farelo.
 

Image
Ante el inminente desplome de los techos del templo en honor a la virgen de El Carmen el obispo de la diócesis de Ocaña, monseñor Luis Gabriel Ramírez Díaz, decide cerrar las puertas temporalmente, mientras se solventa la emergencia vial y se logra la intervención por parte del Ministerio de Cultura.
 
Campanazo de alerta

El cura párroco manifestó que las alarmas se prendieron durante un torrencial aguacero en la vigilia del Sábado Santo.

 “En medio de una considerable asistencia comenzaron a caer goteras y se apreciaban quebradas por las paredes, lo que generó angustia e indignación por el grado de deterioro de la casa del Señor”, precisó.

La situación fue expuesta al Consejo Municipal del Gestión del Riesgo y el obispo adopta la medida de cerrar el templo como medida de prevención.
 
A raíz de la declaratoria, toda intervención debe ser consultada y avalada por el Ministerio de Cultura y es urgente ya que la madera está afectada por el comején.  La torre con el paso del tiempo ha sufrido deterioro, pues según los vestigios data de 1808.


Lea además: Lluvias despedazan malla vial del Catatumbo

“A la comunidad mucha paciencia y elevar las oraciones para que ilumine a los funcionarios del ministerio y procedan a desembolsar los recursos necesarios en la recuperación del histórico templo”, precisó el sacerdote.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 

Image
Javier Sarabia Ascanio
Javier Sarabia

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda