Escuchar este artículo

Reubican a 600 estudiantes por falla estructural

Miércoles, 3 de Julio de 2019
El enorme hueco, ubicado en el patio de recreo, afectó a toda la sede del colegio La Salle de Ocaña. 

El rector del colegio La Salle de Ocaña, Emilio Alfonso Vergel Bayona, dio a conocer que el enorme hueco que se originó en el patio de recreo de la escuela José Antonio Galán, afectó a toda la sede, generándose un riesgo generalizado que impide retomar las clases el 8 de julio.

Ese día, cuando los 600 estudiantes regresen de las vacaciones de mitad de año, deberán recibir las clases en la sede central, pero en la jornada de la tarde.

La medida de acuerdo con el rector Vergel es temporal y con ella se busca no retrasar el calendario escolar de los niños y jóvenes. Ahora, el horario de clases es de 1 a 5 de la tarde.

A la escuela se trasladó personal de la Secretaría de Infraestructura y Vivienda, y de la Empresa de Servicios Públicos y de la Personería. 

Tras la inspección se reveló que la socavación generalizada que debilitó las bases de la escuela es producto de una lenta filtración de agua que venía de años anteriores.

La enorme piscina tiene seis metros de profundidad y de acuerdo con la titular de Infraestructura, Carmen Chona León, se espera la revisión de un ingeniero estructural para evitar que toda la escuela se vaya al suelo.

El rector Vergel dio a conocer que el compromiso asumido por la Empresa de Servicios Públicos de Ocaña es reubicar 600 metros de tubería hacia la calle.

“El acueducto independiente Adamiuain se encargará del relleno del tramo afectado y la Secretaría de Infraestructura será la encargada de la cimentación, obras civiles y arreglo de paredes agrietadas para brindar protección a los niños de la escuela José Antonio Galán”.

La fuga de agua fue reparada provisionalmente por fontaneros de la Empresa de Servicios Públicos, pero dado que la tubería cumplió su ciclo de uso, se debe cambiar y reubicar para evitar emergencias a futuro.

Image
La opinión
La Opinión