Escuchar este artículo

Ruta ecoturística con aroma de café se toma el Catatumbo

Viernes, 25 de Febrero de 2022
La iniciativa está diseñada desde el corregimiento Pueblo Nuevo, en Ocaña.

La Universidad Francisco de Paula Santander, seccional Ocaña, la Cooperativa de Caficultores y la Federación Nacional de Cafeteros promueven un clúster turístico en la zona del Catatumbo.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

La importancia del café en el desarrollo económico de Norte de Santander es la temática central de los planes encaminados a mostrar los atractivos de la región.

La ruta ecoturística ‘Tras el aroma del café’ está diseñada desde el corregimiento de Pueblo Nuevo en el municipio de Ocaña y busca promocionar el grano mediante estrategias de comercialización a nivel nacional e internacional.

El alma mater articula con las distintas facultades a través de los semilleros de investigación el inventario sobre los atractivos agroecológicos y culturales para mostrarlos al mundo.

La profesora Carmen Liceth García Quintero adelanta la validación, capacitación del recurso humano y el seguimiento con el propósito de impulsar ese renglón de la economía.

Lea además: Adelantan censo sobre material forestal de Ocaña

“Existen muchas maneras de explotar esa región rica en paisajes, fauna y flora. Además, las artesanías fabricadas con el fique de las mujeres tejedoras de Pueblo Nuevo”, dijo la docente. 
 

Image
El potencial paisajístico es una de las características del corregimiento de Pueblo Nuevo en Ocaña. / Foto: Cortesía / La Opinión
 
Apuesta al desarrollo de la región 

El delegado de la Federación Nacional de Cafeteros, Armando Amaya Álvarez, impulsará la semana del café durante los primeros días del mes de marzo con el propósito de consolidar la iniciativa.

Resalta el trabajo investigativo de la UFPS donde se tiene en cuenta a la cooperativa para rescatar el trabajo ancestral del fique y el proyecto de Aviturismo, apoyados con el fortalecimiento del clúster turístico de la provincia de Ocaña, el Catatumbo y el sur del Cesar, mediante la puesta en marcha del plan piloto en el corregimiento de Pueblo Nuevo.

“Busca proyectar a Ocaña y a la región del Catatumbo como uno de los destinos turísticos de talla mundial que ayudará a la generación de empleos dignos, el mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes y a la inclusión de la población vulnerable de esta zona del país”, indicó el dirigente cafetero.

El plan contiene las siguientes líneas transversales que darán vida a la economía naranja emprendida de forma aislada en la región.

La cultura se establecerá de manera transversal a través de los componentes del clúster, magnificando las bondades de cada tipo de turismo mediante muestras teatrales, música y danza en la ruta que se implemente.

Asimismo, desarrollos tecnológicos que permitan digitalizar el inventario y la riqueza cultural, histórica, gastronómica, ecológica y de negocios enmarcado en los propósitos fundamentales de la reactivación económica.

 Un ejemplo de ello es la visualización por medio de lecturas de código QR con dispositivos móviles, en los sitios ubicados en la ruta del plan piloto en el corregimiento de Pueblo Nuevo.

Lea además: El sabor del café recorre Ocaña y el Catatumbo en 'taza móvil'

Otro elemento sería el portal web desarrollado con toda la información del clúster turístico, mostrarlo con sus planes, sitios, hoteles, restaurantes y atraer a nuevos visitantes visualizando lo que puede disfrutar. En el portal también el turista lejano puede hacer reservas, efectuar pagos, bajar la compra, ficheros, mapas, rutas e imprimir comprobantes.
 

Image
Las viejas casonas de las fincas sirven de estadía para los visitantes.
 
Una tienda abierta al progreso

El director de Café Don Antón, Víctor Carreño Amaya, asegura que en la Cooperativa de Caficultores del Catatumbo se avala la iniciativa para transformar las fincas y fortalecer esas líneas de comercialización. 

El grupo de investigación adelanta programas encaminados a los renglones de la economía rural con esquemas solidarios como las mujeres tejedoras. El equipo hace un inventario de la fauna y flora en la formación del capital humano.

La universidad promueve juntamente con el Comité de Cafeteros capacitación en barismo o la manera como se prepara el café.
 

Lea además: El café de un ocañero aporta a la paz del Catatumbo

Se coordinan recorridos, degustaciones, orígenes y las personas encargadas de narrar las historias de cómo entró el producto y las exportaciones, la investigación y extensión.
 

Image
El corregimiento de Pueblo Nuevo es el epicentro del proyecto.
El camino de los arrieros 

El proyecto busca las huellas de los arrieros para implementar las rutas agroecológicas que partirán desde la sede de la Cooperativa del Catatumbo donde se explicará cómo se procesa el café Don Antón hasta llegar al corregimiento de Pueblo Nuevo en donde se adecuarán los senderos atravesando las montañas del bosque seco tropical, según explicó el miembro del comité departamental de cafeteros, Julio César Jaime Delgado.

“Avanza con un bosque primario con puentes artesanales por debajo de un bosque para apreciar la fauna y flora, hasta llegar a la finca de la Laguna donde se expone a los visitantes las fases de la cosecha como almácigos, germinación, variedades, beneficiadores y calidades del café”, precisó Jaime Delgado.

Pueblo Nuevo cuenta con un gran potencial por explotar en materia turística, los paisajes, la fauna y la flora, casas estilo colonial, calles empedradas, la iglesia y las mujeres tejedoras de la fibra del fique.
 
Juntamente con los habitantes del sector se coordina la adecuación de las posadas y organización de restaurantes con las comidas típicas de la región.
  
Armando Amaya Álvarez, escogido como representante de Norte de Santander ante el comité ejecutivo y nacional de cafeteros, es el encargado de hacer la gestión a nivel nacional para canalizar recursos y materializar el proyecto.
 
En su finca a la entrada del centro poblado se proyecta la tienda del café para que los turistas conozcan sobre las variedades y degusten el tinto.

El café representa el progreso y desarrollo para toda la zona ya que dinamiza el mercado con más de 30 millones de kilos de café en Norte de Santander.

El proyecto agroturístico busca reactivar las rutas seguidas por los arrieros que pasaban por Pueblo Nuevo hasta llegar a Gamarra para seguir la comercialización a través del río Magdalena.

Los turistas podrán apreciar los paisajes y llegar a la granja de mamá Chela y observar los procesos de la elaboración del café. La idea también comprende integrar el histórico templo, adecuación de restaurantes, sitios para la relajación como el yoga, puntualiza la promotora.
 
En los senderos también se proyecta la posada de los abuelos donde funcionará el café libro con la dotación de la biblioteca. Allí se puede conocer la manera de los viveros, recolección del grano, tostado y empaque del producto. Además, catadores de las distintas preparaciones del tinto.
 

Lea además: Lanzan salvavidas a cultivadores de cebolla de Ocaña
“En la ruta también se integran aspectos culturales de las artes dramáticas y velada musical nocturna donde saltarán al escenario personajes legendarios como Leonelda Hernández, Antón García de Bonilla y Francisco Fernández de Contreras recordados en el desfile de los genitores”, precisó la docente e investigadora Marilse Pacheco Carrascal.
Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion
Image
Javier Sarabia Ascanio
Javier Sarabia

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda