Escuchar este artículo

Save the Children recupera el tejido social en el Catatumbo

Martes, 12 de Octubre de 2021
La educación como herramienta para transformar a la sociedad.

Con recursos de cooperación internacional la oenegé Save the Children adelanta programas para recuperar el tejido social en la población vulnerable de la zona del Catatumbo.

Representantes de las embajadas de Noruega y Suecia visitan el municipio de Ocaña para verificar el cumplimiento de los planes trazados en esta región del país.

Lea: Octubre, mes de la reducción del riesgo en Cúcuta
 
Con diferentes actos culturales, el alcalde Samir Casadiego recibió a los delegados quienes llegaron al municipio con el objetivo de conocer todos los proyectos que se adelantan en la región en pro del bienestar de los niños, niñas y adolescentes.

Save the Children es una organización que lidera en toda la región del Catatumbo diferentes iniciativas enfocadas en la protección de los derechos de la niñez.
 

Image
La niñez es el futuro del país.

 

Durante el encuentro se ratificó el compromiso por parte de la administración municipal de continuar trabajando para cerrar las brechas de la desigualdad y brindar más oportunidades de desarrollo. 

Además de seguir con los planes con la entidad y de esta manera garantizar a la niñez una vida digna.

El alcalde resaltó la visita de los representantes extranjeros a la ciudad. “Somos aliados de Save the Children para ayudar a los niños, niñas y adolescentes en todos los sectores vulnerables del municipio de Ocaña, recibimos la visita de los delegados de Suecia y Noruega, países que apoya a la oenegé en la defensa  los derechos de los menores, seguiremos trabajando con mucho empeño por los niños de la región”. 

María Paula Martínez, directora ejecutiva de Save the Children Colombia, indicó que tras muchos meses de pandemia han tenido la oportunidad de invitar a los donantes para que conozcan la operación en Ocaña, zona del Catatumbo y Norte de Santander en general. 

“Nos complace trabajar de la mano de la administración, favoreciendo espacios de participación para niños, niñas, adolescentes y jóvenes, llevando una programación humanitaria centrada en un retorno seguro al colegio. Eso es lo que buscan los dos gobiernos noruego y sueco. Para nosotros es un descubrimiento hermoso saber la riqueza histórica del municipio que se puede compartir con otros países para afianzar la idiosincrasia del pueblo a través de muestras culturales, el baile de la ocañerita y varios poemas que reflejan esa tradición en esta parte de Colombia”, dijo Martínez. 

Image
La administración municipal suscribe alianza con la entidad.

 

Más de 47 mil niños son beneficiados con estos programas en la región en los seis años de permanencia con los aliados que creen en la zona del Catatumbo y el poder transformador de la educación. 

Conozca: Frentes de seguridad para combatir la delincuencia

Martínez asegura que la percepción de la población no es tan vulnerable cuando comienzan a acceder a sus derechos. “Me voy con la tranquilidad que estamos en el buen camino, que todos puedan vivir su plena ciudadanía. Eso significa para adultos, jóvenes y niños acceder a sus derechos y que los maestros y rectores van a ayudar a subir la autoestima, a mandar mensajes positivos frente a la posibilidad de construir un mejor presente y un futuro en este departamento y a la lógica seguir siendo un país de bandera con maravillosas cosas en América Latina”, agregó.

La agenda continúa en Ábrego, Hacarí y La Playa para evaluar esos ejercicios psicosociales donde se trabaja con los niños y niñas, hablar con profesores, rectores y la comunidad. La idea es que tanto Noruega como Suecia sientan que su dinero está siendo bien invertido en este territorio a través de Save The Children.

La adolescente Andrea Gisela Barbosa Chinchilla manifiesta que la experiencia es muy significativa, ya que a través de dinámicas y juegos se incentiva el aprendizaje para superar los conflictos sociales.  

“Ha ejercido influencia no solamente en las instituciones sino en las propias vidas sobre temas muy importantes como son los mecanismos para superar la pobreza, los efectos del conflicto y ahora en la pandemia el regreso a clases y esos métodos de bioseguridad. Además, los deberes y derechos en los territorios con encuentros virtuales y presenciales, expresar y dar la opinión, descubrir el potencial y levantarnos en ambientes seguros”, señaló la menor de edad beneficiaria.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Javier Sarabia

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas