Escuchar este artículo

Se consolidó el programa de huertas caseras en Ocaña

Martes, 11 de Julio de 2017
Una de las ventajas de producir los alimentos es que las personas valoran más la labor del campesino.

Un grupo de familias ocañeras está implementando huertas caseras como parte de una iniciativa para consumir hortalizas libres de agroquímicos.

El equipo técnico de la fundación Crediservir es el encargado de asesorar a los beneficiarios, que acceden a las huertas por medio del programa Volviendo al campo.

El ingeniero Goodwen Reyes Pérez, coordinador de dicho programa, dio a conocer que una de las ventajas de producir los alimentos es que fomenta el montaje y sostenimiento de las huertas y las personas valoran más la labor del campesino.

“Lo que buscamos es que las personas tengan a la mano las hortalizas que se cultivan generalmente en las fincas como la cebolla, el repollo, la zanahoria, apio, cilantro y demás productos que se dan bien en la región”.

Simplemente es destinar un terreno que sea apropiado, las amas de casa lo pueden trabajar, riegan las semillas y producen los alimentos.

Ahorrar tiempo y dinero

Una de las ventajas de las huertas caseras es que las familias se ahorran tiempo y dinero, al no tener que ir a los centros poblados en el caso del campo y a las tiendas para quienes las implementan en el área urbana de Ocaña.

El programa Volviendo al campo entrega semillas en las diferentes veredas de la Provincia de Ocaña y en el sur del departamento de Cesar, buscando la adaptación a las diferentes condiciones climáticas. En zona de clima cálido no se da el repollo o la zanahoria, pero si el tomate.

“Huerta casera no es solamente la pequeña que tenemos al lado de la casa, sino un espacio más grande donde se puede cultivar el plátano, la yuca o la arracacha, que pueda servir como suplemento en la alimentación familiar”, acotó Reyes.

El proyecto se trabaja con 2.500 familias que se han capacitado y cerca de 800 cuentan con las granjas adecuadas para beneficiarse con esos productos saludables. 

“Se han hecho capacitaciones tanto en el sector rural como urbano. Hay diferentes modelos en las casas con solares y si no cuentan se adecúa un terreno funcional. Existen incluso granjas decorativas”, precisó.

Toda persona interesada en recibir asesoría puede acudir a la fundación Crediservir para la implementación de las huertas caseras.

“Estén pendientes de las charlas técnicas programadas para empezar a producir alimentos en los hogares”, dijo reyes.

En los hogares de Ocaña las variedades que más han tenido acogida son: remolacha, zanahoria, repollo, rábano, pepino, tomate, habichuelas y cilantro.

La iniciativa se ampliará a otros municipios de la Provincia de Ocaña, donde han solicitado la implementación.

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda