Escuchar este artículo

Se perdieron los recursos del Museo de Ocaña

Viernes, 17 de Noviembre de 2017
Los dineros fueron devueltos al Ministerio de Cultura ante las trabas que pusieron los concejales a la alcaldesa.

El presidente de la Academia de Historia de Ocaña, Luis Eduardo Páez García, dio a conocer que debido a las trabas que los concejales le pusieron a la alcaldesa, Miriam Prado Carrascal, para suscribir convenios, los recursos destinados para el arreglo del balcón del Museo Antón García de Bonilla fueron devueltos al Ministerio de Cultura.

A las voces de censura por la actitud de los cabildantes se unió la vigía del patrimonio, Martha Pacheco, quien lamentó la demora de los integrantes del Concejo para otorgar las facultades, lo cual retraso la presentación de documentos y ahora deberán empezar de cero.

Para la intervención del balcón se habían destinado 89 millones de pesos provenientes del impuesto a la telefonía móvil.

La estructura está afectada por el tráfico vehicular que cruza por la zona histórica, y de acuerdo con Pacheco, primero se hizo la gestión, se aportaron los documentos y cuando se aprobaron se requería un certificado de la administración municipal sobre las facultades para suscribir convenios y firmar contratos con la gobernación del Norte de Santander.

A pesar de que la alcaldesa solicitó la aprobación del proyecto de acuerdo, existía un ambiente político tenso con el Concejo y fueron negadas. 

“Se debe empezar de nuevo los trámites, llegó la ley de garantías y hay que esperar seis meses para que surta efecto la gestión”, recalcó Páez García.

La vigía del patrimonio cultural y directora del Museo, calificó como compleja la situación para el desembolso de los recursos.

Además, Pacheco recordó que los trámites se adelantaron desde junio de 2016 y tuvieron el apoyo del Consejo Departamental de Patrimonio Cultural que avaló el proyecto y fue presentado ante el Ministerio.

“Se esperó hasta octubre de este año y los recursos fueron devueltos al Ministerio. Estamos muy tristes, el tema es bastante delicado, nos preocupa que se vaya a caer el balcón y luego el techo. No se puede encerrar el sitio por la ubicación. La gente debe tener cuidado a la hora de pasar por el lugar”, agregó.

De acuerdo con Pacheco ahora “estamos averiguando qué va a pasar, el dinero debe ir a una reserva del Ministerio de Cultura, que está interesado en la intervención del inmueble”, recalcó.

El balcón de madera del Museo Antón García de Bonilla, ha venido registrando fallas estructurales desde hace varios años. El inmueble es una de las edificaciones con más valor cultural en Ocaña, pues allí se tienen antiguas colecciones y es eje para exposiciones de talla nacional e internacional.

Lo ocurrido con los recursos deja claro que se necesita un trabajo en equipo y oportuno, argumentaron los gestores culturales.

Image
La opinión
La Opinión