Escuchar este artículo

Torrenciales aguaceros prenden las alarmas en la provincia de Ocaña

Sábado, 22 de Mayo de 2021
En máxima alerta se encuentran los organismos de socorro y coordinadores de las oficinas de Gestión del Riesgo y Atención de Desastres en la provincia de Ocaña ante la segunda ola invernal de los últimos días.

Los mandatarios locales entregan directrices a los presidentes de las Juntas de Acción Comunal para activar planes de contingencia y evitar tragedias por los efectos de las fuertes lluvias.

 

El director de esa dependencia en Ocaña, Fernando Sánchez Barbosa, manifestó que se están monitoreando constantemente las estaciones meteorológicas, para prevenir afectaciones por crecientes de los ríos, deslizamientos de tierra y la sedimentación acumulada en los sistemas de desagües.

“Por ahora la alarma es de color amarilla con tendencia a naranja dependiendo de los fenómenos naturales que se puedan presentar. Estamos pendientes las 24 horas y los 7 días de la semana para conjurar emergencias”, reiteró.

Indica que los aguaceros acompañados de vientos huracanados ponen en riesgo las estructuras de las viviendas donde se mantiene la vigilancia permanente para brindar la atención inmediata. “A la hora de inundaciones la gente puede buscar refugio en las partes altas, en lugares seguros, mientras aparecen los socorristas”, agregó.

El secretario de Planeación, arquitecto Mauricio Velásquez Rincón, señaló que no se conceden licencias para la remoción de tierras por el peligro que representa y en las obras se debe contar con planes de mitigación.

El comandante del Cuerpo de Bomberos, sargento Yefrey Peñaranda, imparte órdenes a los socorristas para la reacción inmediata en los barrios ubicados en zona de alto riesgo.

Las acciones están direccionadas tanto a la zona rural como urbana para mitigar los efectos de la ola invernal.

Recomendaciones                        

El equipo de respuesta inmediata adelanta la limpieza de los Box Coulver de la quebrada del Tejar para evitar inundaciones en las partes bajas del barrio La Piñuela.

“En esta temporada de lluvias y ante el riesgo que el evento climático podría causar se entregan recomendaciones a la ciudadana con el fin de prevenir emergencias”, explicó Sánchez.

No arrojar basura a las calles es primordial para que el alcantarillado no colapse y el agua lluvia pueda circular sin ningún problema evitando las inundaciones en las calles.

Asimismo, tapar con plástico aquellas zonas propensas a deslizamientos para prevenir posibles erosiones.

Invitan a las personas que viven cerca de ríos o quebradas estar muy atentos al aumento del caudal y en caso de desbordamiento se debe evacuar inmediatamente hacia lugares seguros mientras llegan los organismos de socorro.

Los aguaceros afectan sectores vulnerables como la Santa Cruz, Las Mercedes, Los Fundadores, Simón Bolívar y El Líbano por deslizamientos de tierra. Además, inundaciones entre los ribereños de los ríos Algodonal, Tejo y  Chiquito.

Los moradores deben revisar los sistemas de desagües para prevenir emergencias por el taponamiento debido a la sedimentación ocasionada por las obras en las partes bajas.

Juntamente con la Jefatura de Planeación ordenan la suspensión de las licencias de construcción para los movimientos de tierra con el fin de evitar grandes inundaciones.

“Los pronósticos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) señalan grandes precipitaciones para el mes de mayo y la estación meteorológica adelanta el monitoreo las 24 horas, todos los días de la semana. Estamos en máxima alerta por causas naturales que puede generar afectaciones en zonas de alto riesgo”, puntualizó Sánchez.

Image
Activan los planes de contingencia y evitar tragedias por los efectos de las fuertes lluvias/ Foto: Cortesía/ La Opinión
Image
Javier Sarabia