Un ‘oxidado’ Djokovic ganó en Indian Wells

Domingo, 10 de Marzo de 2019
"Esperaba que él hiciera algo con la bola en lugar de tomar yo la iniciativa", dijo el tenista. 

El número uno del mundo Novak Djokovic cumplió con los pronósticos y avanzó el domingo a la tercera ronda de Indian Wells en una jornada en la que los argentinos Leonardo Mayer y Guido Andreozzi, la puertorriqueña Mónica Puig y la española Carla Suárez dijeron adiós al torneo del desierto californiano.

El serbio, después de más de un mes sin competir tras su triunfo en el Abierto de Australia, notó la inactividad y sufrió para derrotar 7-6 (7/5), 6-2 al estadounidense Bjorn Fratangelo.

“Estaba emocionado por volver a la pista (pero) no había competido en las últimas cinco semanas. Estaba un poco oxidado en el primer set. Esperaba que él hiciera algo con la bola en lugar de tomar yo la iniciativa. Eso resultó en una primera manga muy ajustada. Fui afortunado de conseguir ganarla”, dijo ante los medios.

Con el recuerdo vivo de la edición pasada, cuando cayó a las primeras de cambio luego de regresar de una lesión en el codo, Djokovic se mostró irregular, firmando golpes al alcance solo de su talento con otros fallos poco habituales en él.

Ahora, en la tercera ronda, el serbio se verá las caras con el alemán Philipp Kohlschreiber, que antes se había deshecho del australiano Nick Kyrgios (N.34) por un doble 6-4.

Osaka, sin sorpresas

En la rama femenina, la japonesa y vigente campeona de la competencia Naomi Osaka pasó por encima de la francesa Kristina Mladenovic por 6-3, 6-4.

La número uno del mundo, que ganó en Indian Wells el año pasado el primer título importante de su carrera, no dio opciones a su oponente, la que dominó de principio a fin.

Además, en el mejor encuentro del día, la local Venus Williams remontó ante la tercera cabeza de serie, la checa Petra Kvitova, y ahora jugará contra su compatriota Christina Mchale en la siguiente fase.

En un juego totalmente igualado de principio a fin, la mayor de las hermanas Williams derrotó a la europea en tres sets de 4-6, 7-5, 6-4, demostrando que todavía es capaz de ganar a cualquiera a sus 38 años.