Escuchar este artículo

‘100 en un día’ integró a todos en Pamplona

Martes, 10 de Octubre de 2017
Actividades culturales llegaron a los barrios.

La jornada 100 en un Día que se cumplió el fin de semana en Pamplona permitió que las comunidades de la Provincia se integraran con actividades culturales.

El objetivo de convertir a Pamplona en un territorio de arte a cielo abierto se cumplió.

Al frente de la organización estuvo el director del programa de diseño industrial de la Universidad de Pamplona, Carlos Luna, quien dijo que 100 en un Día superó las expectativas y es una muestra de que la ciudadanía se puede empoderar del territorio haciéndolo más atractivo y armonioso con el entorno.

El docente dijo que la programación contempló arte, música, teatro, pintura, intervención del espacio público, muralismo, charlas pedagógicas, jornadas ambientales y cuidado de animales.

La coordinadora de la jornada, Karina Suárez García, afirmó que se contó con la presencia de los organizadores de 100 en un Día de Bogotá, Cali, Bucaramanga y Tunja, quienes vinieron a conocer la experiencia de Pamplona y se quedaron admirados con la masiva participación de la ciudadanía.

Suárez recordó que este año se volvió a retomar el tema de las señales preventivas en distintos puntos.

Como insignia se destacó el diseño de la ‘Cebrona 2.0’, que fue hecha a lo largo de la cuadra de la sede La Casona de la Universidad de Pamplona.

Igualmente la comunidad embelleció el Mirador del Arenal, Los Pinos, las escaleras de San Agustín, las de Santa Marta, las paredes en el barrio Galán y la recuperación del mural del estadio Camilo Daza. 

También se hicieron juegos tradicionales, abrazos de reconciliación, teatro y presentaciones musicales en el parque Águeda Gallardo.

“Estamos viviendo el sueño de los pamploneses en recuperar nuestra ciudad”, dijo la estudiante de arquitectura de la Unipamplona, Ana Lizarazo Vanegas.

Para la presidenta de la junta de acción comunal de la urbanización Los Pinos,  Claudia Ximena Barrios Silva, este tipo de actividades se deberían hacer por lo menos dos veces al año, porque permiten que los vecinos se integren en un solo objetivo, como es mejorar cada sector de Pamplona.

Una de las actividades que llamó la atención fue la de la Fundación Fals Borda denominada Escalera al éxito.

Ellos, ubicados a un costado del parque Águeda Gallardo, permitieron que niños y jóvenes tuvieran claridad sobre la importancia de tener un proyecto de vida, por medio de lúdicas.

Image
La opinión
La Opinión