Escuchar este artículo

Alarma en Labateca tras 12 horas de lluvia

Martes, 6 de Junio de 2017
Ríos y quebradas aumentaron el caudal, causando inestabilidad en los terrenos.

Doce horas continúas llovió en Labateca y el hecho generó alerta en el municipio por el riesgo de deslizamientos y la afectación de familias que habitan en zonas de riesgo.

El fenómeno atmosférico hizo que las quebradas y ríos aumentaran el caudal, ocasionado inestabilidad en los terrenos y en las vías de acceso, que quedaron obstruidas por el lodo.

El coordinador de Gestión del Riesgo, Ciro Montañez, dijo que se generó alerta para las comunidades de las veredas Joves y Cánchica, en donde las fuentes hídricas aumentaron los niveles.

También sobre la carretera La Soberanía se desprendieron materiales rocosos y arenas que fueron despejados. Igual situación se presentó en las quebradas Chorro Sucio, Santa Elena, Tenua y La Chorrera, vía a la Soberanía, sector de Caracolito.

La preocupación según Montañez es que el material sólido que cae a estos sistemas, en especial al río Chitagá, pueda represar las aguas y ocasionar una emergencia.

“Se recomienda a las comunidades estar atentas ante cualquier situación que se presente para que los organismos de socorro puedan actuar inmediatamente”, dijo.

Es por eso que se convocó a los presidentes de las juntas de acción comunal del sector rural, para que estén en contacto permanente con la oficina de Gestión del Riesgo y la Defensa Civil.

Hasta el momento los aguaceros no han dejado ninguna familia damnificada. En caso de persistir las lluvias se estarían tomado acciones preventivas en la vereda Joves, en donde hay viviendas que podrían afectarse.

Ante las fuertes precipitaciones que se presentan en esta región, las autoridades municipales coordinaron acciones para favorecer a las comunidades rurales y urbanas.

Labateca al igual que Toledo, desde 2012, se ha visto afectada tanto en las vías rurales como las que están a cargo del departamento y la nación.

En esa temporada quedaron incomunicados varios días, porque la carretera se partió en dos. Pasaron varias semanas para que la Gobernación la recuperara.

El hecho más reciente sucedió el 12 de septiembre de 2016, cuando un deslizamiento en la carretera La Soberanía, vereda San Josecito, sepultó al comerciante Javier Lizcano, quien se bajó del camión a retirar piedras.

Image
La opinión
La Opinión