Escuchar este artículo

Ausencia de algunos personajes marcó la Semana Santa en Pamplona

Domingo, 16 de Abril de 2017
El gobernador William Villamizar fue uno de los que no visitó el municipio durante esta época.

A la tradicional conmemoración de la Semana Santa, en Pamplona, le hizo falta la presencia de algunos personajes y figuras del orden regional y nacional, que habitualmente acompañan los actos solemnes.

Por ejemplo, el gobernador, William Villamizar, fue reemplazado por el director del Indenorte, David Castillo; los senadores estuvieron representados únicamente por Manuel Guillermo Mora, y de los diputados únicamente asistió John Edinson Ortega.

En años anteriores, a la Semana Santa, y sobre todo a la procesión del Viernes Santo, funcionarios y servidores públicos acudían masivamente, pero en esta oportunidad ocurrió lo contrario.

Tampoco estuvieron los corresponsales de los canales nacionales de tv; solo estuvo el regional TRO, que transmitió en directo seis procesiones y la gala del festival de coros. 

Estas situaciones, según voceros de los nazarenos, se tienen que revisar por parte de la administración municipal y los organizadores de la Semana Santa, para establecer qué ocurrió y cómo se puede resolver para futuras oportunidades. 

Sin embargo, tal como ocurre anualmente, Pamplona se convirtió en punto de encuentro de centenares de feligreses quienes comparten con familiares y amigos en las procesiones diurnas y nocturnas.

También se registró una importante concurrencia en los actos culturales, visita a museos, monumentos, templos religiosos y la Feria del Dulce que este año retornó a la Casa de las Cajas Reales del Sena.

Durante el evento religioso, el arzobispo de Pamplona, Luis Madrid Merlano, enfatizó su sermón en la rudeza de las guerras extranjeras y las propias, como las de Catatumbo y Arauca.

Entre tanto, el comercio formal anunció que pondrá en conocimiento de la Alcaldía la invasión del espacio público que ocasionaron las casetas instaladas en la plazuela Almeyda, el colegio Provincial, y el parque Águeda Gallardo.

Image
La opinión
La Opinión