Escuchar este artículo

Bochalema se vistió de flores y color

Lunes, 7 de Septiembre de 2015
Con éxito se vivió el Festival que congregó a 57 silleteros entre niños y adultos.

La creatividad, ingenio, delicadeza y las ganas de demostrar que Bochalema es un municipio de gente pujante, quedó palmada con el primer festival de las flores que congregó a 57 silleteros adultos e infantiles.

En esta primera versión participaron los diferentes sectores parroquias del municipio, quienes plasmaron con flores exóticas,  nativas y follajes, las diferentes advocaciones a la Virgen María.

Miles de personas se apostaron a lado y lado de las vías para observar el paso de las silletas, carretas adornadas con motivos florales, delegaciones, bandas de marcha y carros antiguos procedentes de Cúcuta, Pamplona y de otras zonas del departamento.

En esta primera versión y para destacar la riqueza natural variada que posee el municipio, se le rindió homenaje a la patrona Nuestra Señora de la Cueva Santa.

Cada una de las silletas representaba las diferentes advocaciones de la Virgen María, el peregrinar de su hijo Jesús y los patrones de los sectores pastorales.

Otras estructuras destacaron la institucionalidad como la Policía, Alcaldía, Sena, Banco Agrario, Madres Emprendedoras y la fachada del templo católico.

El propósito de la organización es institucionalizar el festival para que en cada temporada los productores campesinos y quienes viven en el perímetro urbano se motiven a participar masivamente.

El gestor y coordinador del proyecto, presbítero Gerson Pabón Mantilla, quien tiene a cargo la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, indicó que la comunidad eclesiástica quedó muy motivada en seguir trabajando en beneficio del desarrollo de la población.

Recordó que el compromiso es seguir empujando a Bochalema para que se pueda activar económicamente a través del turismo.

En equipo

De acuerdo con el religioso, el festival sirvió para unir a muchas personas y familias que tenía problemas, limándose las asperezas.

El trabajo en equipo se constituyó en la pieza fundamental para que la comunidad y visitantes apreciaran organizadamente el desfile multicolor.

“Estos demuestra que hay una riqueza ecológica y también humana. Al hacer estas silletas demostraron creatividad, capacidad y la potencialidad que las comunidades eclesiásticas tienen”, aseguró.

La señora, Claudia Constanza Eugenio, quien participó con una silleta en honor a la Virgen de Guadalupe, dijo que se vinculó a la jornada en acción de gracia por todos las bendiciones recibas por Dios.