Escuchar este artículo

Caminantes están azotados por lluvias, frío y el hambre

Jueves, 12 de Noviembre de 2020
Las intensas lluvias y el inclemente frío también perjudican a la población migrante.

Los defensores de derechos humanos y quienes ayudan a mejorar las condiciones de paso de los migrantes por Pamplona están preocupados por las intensas lluvias y el inclemente frío que tienen que sortear al no tener en donde acampar o dormir durante las noches.

Después de caminar desde Cúcuta, entre tres y cinco días, las familias con hijos de todas las edades, adultos y mujeres arriban exhaustas.

Se les ve sin ropa adecuada para soportar las bajas temperaturas que se registran por las noches al arribar a la ciudad con una altitud de 2.277 metros sobre el nivel del mar.

Este es parte del panorama que se ve a diario en la entrada de Pamplona, andenes, vías, parques y zonas verdes en donde se refugian para descansar y poder el día siguiente continuar la marcha por el lomo de la cordillera oriental.

Deben pasar por el páramo de Berlín y El Picacho para llegar a Bucaramanga.

Es un recorrido que deben hacer durante el día; porque si salen en la tarde podrían sufrir el mal de la hipotermia al llegar al corregimiento de La Laguna (Silos-Mutiscua), localizado a 3.000 metros sobre el nivel del mar.

Llamado

Los miembros de la Veeduría de Derechos Humanos, ante la situación que se evidencia en las calles de Pamplona, hicieron un llamado a las autoridades municipales, departamentales, nacionales y organizaciones internacionales para que propendan por los derechos humanos de la población migrantes y cumplan con los convenios internacionales. 

“Hacemos defensa abierta del derecho a la vida de muchos niños y familias que pernoctan en las calles frías y soportando la lluvia a 6 grados centígrados”, dicen en un mensaje difundido en las redes sociales.

Los defensores de la población caminante aseguraron que son cientos de personas que, al parecer, son obligadas a salir de la ciudad y caminar hacia el páramo con la ropa mojada, sometiéndolos a que sufran de hipotermia. 

“En este hecho hay violación y degradación de muchos derechos. Les decimos a quienes los atropellan que ellos tienen derecho a la movilidad y un trato digno, están protegidos por la carta universal de los derechos humanos, y de forma superior, los niños”, reiteraron en la advertencia. 

Lea aquí: Vías están afectadas por los aguaceros en Pamplona

Los veedores le piden a la ciudadanía pamplonesa que no debe preocuparse, porque los migrantes van de paso y requieren apoyo para poder continuar el viaje.

La lideresa social Martha Duque sigue con el compromiso de ayudar a los caminantes que llegan hambrientos y enfermos, sobre todo a los niños y mujeres gestantes.

Le preocupa el tema porque cada día el flujo de migrantes continúa y con las actuales condiciones atmosféricas va a ser un martirio para quienes intenten seguir el camino al interior de Colombia.

“Es lamentable que todavía no se tenga un sitio específico en donde se pueda hacer atención humanitaria. Nos están llegando niños, jóvenes y adultos emparamados a punto de entrar en estado crítico por el frío”, afirmó. 

Duque indicó que por las lluvias y el frío tiene conocimiento de numerosos casos de enfermedades respiratorias y en esas condiciones de salud tienen que continuar el viaje.

Le preocupa también que se podría aumentar en el municipio los casos de la COVID-19, porque van pasando sin las condiciones de bioseguridad. 

El Personero de Pamplona, Jhony David Bernal Peña, dijo que este es un proceso de carácter internacional y que es obligación de los estados miembros de la Organización de Naciones Unidas (ONU), atender el problema de la migración.

El representante del Ministerio Público añadió que parte de esos compromisos están el ofrecerles un paso seguro que debe ir acompañado de la asistencia humanitaria.

Agregó que, al no disponerse en el municipio con un puesto de control sanitario, los migrantes después de cuatro días de camino tienen que pernoctar en la ciudad para tomar fuerzas y continuar hacia el interior del país y el exterior.

“Si no se establece ese mecanismo cada vez vamos a ver más personas en las vías pública de la ciudad”, indicó.

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas