Escuchar este artículo

Caos por cambio de redes de alcantarillado en Pamplona

Jueves, 21 de Febrero de 2019
Se han generado malos olores, enfermedades respiratorias y dificultades en el tránsito.

La comunidad del barrio Las Américas, en Pamplona, se le rebeló al Municipio e impidió que fuera socializado un proyecto de pavimentación en el sector.

La causa, el cambio de redes de alcantarillado y de agua potable en la calle 1C, obras que demoraron más de seis meses y según los vecinos quedaron mal terminadas.

Las intervenciones se iniciaron el 23 de agosto de 2018, generándose malos olores, enfermedades respiratorias y dificultades de tránsito para peatones y conductores.

Le puede interesar Universidad de Pamplona, en la onda verde

Además, según los vecinos, las aguas negras se rebosan en las viviendas, pese a que aparentemente las reposiciones culminaron.

A ellos se sumaron los habitantes de la carrera 4 con calle 1, sector Celestino Villamizar. La comunidad de la zona no está satisfecha y argumenta fallas en los pozos, cajas, alcantarillas y en el sistema de conducción de agua potable.

En las dos obras la Empresa de Servicios Públicos de Pamplona invirtió $798 millones.

En la casa del presidente de la Junta de Acción Comunal, Hernando Buitrago Santafé, los vecinos de Las Américas se reunieron para analizar las anomalías y exigir que se cumpla con los términos del contrato.

“Constantemente están abriendo la vía para corregir fallas y esto ha generado más traumatismos”.El veedor, Jorge Eliecer Herrera, dijo que no dejaron socializar el proyecto de pavimentación porque primero tienen que solucionar los problemas que se presentan con el alcantarillado.

Ellos consultaron a arquitectos e ingenieros, quienes argumentaron que la tubería quedó a menos de dos metros de profundidad y la que quitaron estaba a 2.50 metros.

Esto hace que en algunas viviendas el agua negra se devuelva y ocasione problemas de salubridad.

“Lo que queremos nosotros es que den solución a estos problemas para que después pavimenten”, indicó.

Al representante de la comunidad le preocupa que el tiempo va pasado y se requieren soluciones inmediatas y efectivas.

Ante esto Buitrago afirmó que solicitó la intervención de la Contraloría departamental, Concejo, Planeación Municipal y Empopamplona, de quienes se espera un concepto técnico que garantice que una vez pavimentado no se requiera romper la gruesa capa de concreto.

El funcionario de la Secretaría de Planeación Municipal, Alexander Guerrero, manifestó que ante las inquietudes de los vecinos se aplazó la presentación del proyecto de pavimentación en concreto rígido que cuenta con una asignación de $495 millones.

“Hay dificultades en algunas conexiones domiciliarias y se están tratando de resolver por parte del contratista y la empresa Empopamplona”, indicó.

Image
La opinión
La Opinión