Escuchar este artículo

Casetas rodantes en plazuela Almeyda de Pamplona generan malestar

Jueves, 24 de Mayo de 2018
Los vecinos no quieren que vuelva la invasión del espacio público con la llegada de nuevos vendedores.

A las casetas de la plazuela Almeyda en las que  reubicaron a los vendedores informales que laboraban en ese sector de la ciudad desde hacía hace 13 años, generando caos en las vías públicas, les salió competencia.

Desde hace dos meses empezaron a ubicarse en el sector casetas rodantes, lo cual generó nuevamente malestar entre vecinos y transeúntes.

El programa de recuperación del espacio público en ese punto, durante más de una década, ha sido exitoso y los vecinos argumentaron que no quieren que se pierda el terreno ganado en cultura ciudadana con la llegada de nuevos vendedores.

En esta oportunidad las ventas informales no son con mesas y sillas, sino con casetas con ruedas, tal como se observa en los sectores aledaños al concurrido sector de la plazuela Almeyda.

En los últimos 18 años no se había visto tal ocupación de las zonas comunes con ventas de comida rápida, situación que ha sido rechazada por el comercio organizado y los vecinos de ese sector de Pamplona.

Planes

La secretaria de Gobierno, Martha Eugenia Rozo Rey,  dijo que desde hace dos semanas en conjunto con las autoridades de policía empezaron los controles de recuperación del espacio público en los sectores de las casas de mercados, la plazuela Almeyda, el parque principal y la Calle Real.

Las actividades consisten en recordarles que hay unos acuerdos suscritos con el municipio, como son el no laborar los martes y empezar a retirar las ventas todos los días a partir de la 1 de la tarde.

También estáel no permitirles que sigan ampliando los puestos con canastos, más carretas y cajas.

La secretaria Rozo afirmó que al momento de ejecutar los controles, quienes incumplan o no les esté permitido ejercer las actividades en vía pública, les será aplicado los comparendos de acuerdo con el Código de Policía.

También existe preocupación por el problema que se ha generado con la instalación de ventas de comidas rápidas en casetas, con dos ruedas, que se han establecido en los costados de las vías aledañas a la plazuela Almeyda.

“La administración municipal les dejó claro a los responsables de estas ventas que no tienen permisos o autorización para laborar en el espacio público”, afirmó.

La Secretaria de Gobierno dijo que les aconsejó que se deben reubicar en otros puntos a fin de no seguir invadiendo el espacio público de la ciudad.

Curiosamente, la solución del municipio es pedirles que no ocupen ese espacio, en vez de hacer cumplir la ley y el respeto de los entornos urbanos.

Image
La opinión
La Opinión