Escuchar este artículo

Chofer derribó valla de protección del Centro Histórico

Miércoles, 23 de Diciembre de 2015
El conductor deberá pagar $7,8 millones, representados en dos órdenes de comparendo.

Una amarga Navidad vive un conductor indisciplinado en Pamplona, quien omitió la reglamentación que tiene la Alcaldía para momilizarse en el Centro Histórico y derribó la única valla de protección que hay en esa zona.

El conductor deberá pagar $7,8 millones, representados en dos órdenes de comparendo por infracción al Código Nacional de Tránsito (Ley 769 de 2002) y por derribar la valla en la Calle Real.

Esta era la única estructura que estaba en pie, porque las de los sectores del Sena, Santo Domingo y la esquina del mercado Verona, sufrieron igual suerte: fueron destrozadas por conductores irresponsables.

El hecho se presentó a las 8 de la mañana de ayer, cuando el automotor se dirigía por la carrera 6 hacía el sector del parque Águeda Gallardo.

El vehículo superó la medida establecida en la valla que es de 3,50 metros de alto, desprendiendo la pasada estructura de hierro.

Las personas que en ese momento se encontraban cerca al sitio, salieron corriendo para evitar ser lesionados.

El asesor jurídico de la Inspección de Tránsito y Transporte, Giovanny Cruz, quien no quiso suministrar el nombre del infractor para garantizar el debido proceso, sostuvo que también será sancionado con el pago de una multa de $1,2 millones.

Así, el conductor cometió dos infracciones relacionadas con la violación de los artículos 131, literales C14 y C31, por transitar por sitios restringidos y no acatar las señales o requerimientos de la autoridad de tránsito. 

Además, al municipio tiene que pagarle por daños materiales y costo de la estructura metálica $6,5 millones.

Los casos

En la Inspección de Tránsito y Transporte están pendientes procesos también por derribar tres vallas de las mismas características. 

Entre los casos hay dos conductores de buses de servicio público de pasajeros y un particular.

Fueron multados con $14,4 millones, igualmente por transitar por el Centro Histórico y no acatar la reglamentación de protección de las obras del parque Águeda Gallardo.

El tercero es un conductor particular al que le corresponden otros $7,8 millones.

La medida fue impuesta por la Alcaldía de Pamplona para proteger la recuperación que se hizo del Centro Histórico, la cual fue liderada por el Ministerio de Cultura. La obra urbanística le dio un cambio radical al parque Águeda Gallardo y a los sectores aledaños.

*La Opinión