Escuchar este artículo

Consejo de seguridad comunal en Pamplona

Martes, 22 de Mayo de 2018
Fuerza pública tiene 45 días para mejorar la seguridad.

La regional cinco de Policía y el Primer Distrito adelantaron en Pamplona un consejo de seguridad comunal y comercial.

La actividad se cumplió en el auditorio de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia (Unad) y también participaron la Inspección de Policía, Cámara de Comercio, Gobernación de Norte de Santander y la Universidad de Pamplona.

En la reunión presidida por el comandante de la regional, general Juan Alberto Libreros Morales, se establecieron compromisos para garantizar seguridad en el municipio.

El oficial afirmó que después de escuchar las quejas, sugerencias, peticiones y recomendaciones de las comunidades, se tendrá un mes y medio para rendir un informe sobre los resultados alcanzados en ese tiempo, en materia de seguridad y convivencia ciudadana.

Además de los controles contra la venta de estupefacientes, riñas, hurtos a residencias y demás hechos relacionados con la aplicación del Código de Policía.

El comandante del Primer Distrito, mayor William Téllez, hizo un balance y destacó la captura en el centro de Pamplona de una persona que se había apoderado de 30 millones de pesos a través de la modalidad de fleteo.

“Este año se han capturado, en flagrancia, a 60 sujetos comprometidos en hurtos, venta, distribución de drogas, lesiones personales y otros hechos delictivos”.

Los líderes comunales y los comerciantes solicitaron más presencia de la fuerza pública en los sectores El Buque, Pasaje Rafael Faría, barrio Las Américas, San Agustín, El Progreso, Cristo Rey, Simón Bolívar, Los Olivos, Libertador, Santa Cruz y detrás del colegio Provincial.

De parte del comercio se reiteró la necesidad de más controles al espacio público que ha sido invadido por centenares de vendedores estacionarios y ambulantes.

Durante el ejercicio se recordó la memoria del estudiante de primer semestre de ingeniería civil de la Universidad de Pamplona, Iván Gustavo Badillo Ávila, de 25 años, quien falleció a finales de marzo del año pasado como producto de varias puñaladas que recibió al ser atracado en el parque Águeda Gallardo.

Es por eso que la comunidad estudiantil pidió que se redoble la seguridad en la ciudad para que estos hechos no se vuelvan a repetir.

Image
La opinión
La Opinión