Escuchar este artículo

Cuarentena afecta a criadores de trucha

Jueves, 14 de Mayo de 2020
Mutiscua mensualmente produce entre 35 y 40 toneladas de ese pez.

Mutiscua es el municipio mayor productor de trucha arcoíris del oriente colombiano, teniendo capacidad para cubrir las demandas de Pamplona, Cúcuta, Bucaramanga y Bogotá.

También las poblaciones de las regiones de Norte de Santander se surten de este alimento que se produce durante todo el año.

En esa zona del suroccidente del departamento mensualmente produce entre 35 y 40 toneladas; contando con 15 estaciones piscícola grandes y medianas.

La cría de truchas, con los cultivos de hortalizas se convierten en los principales potenciales de Mutiscua, lo que a nivel regional la caracteriza como una zona netamente de desarrollo sostenible y agrícola.

La producción de este tipo de pez, al igual que otros sectores de la región y el país están sufriendo las consecuencias de la pandemia generada por la COVID-19.

De acuerdo con uno de los mayores productores de trucha arcoíris del municipio, Néstor Yesid Álvarez Acevedo las medidas de la cuarentena o aislamiento social obligatorio ha incidido en reducción del consumo de esta carne en restaurantes y hogares de las poblaciones de Norte de Santander y el país.

“La carne de trucha es muy apetecida en el sector turístico y debido a las restricciones en los desplazamientos de las personas, nos ha afectado en parte las ventas”, sostuvo.

El productor también se refirió a las alzas que en los últimos tres meses se presenta en el valor de las ovas importadas e insumos que se requieren para el sostenimiento de las crías.

Este factor obedece a las subidas que ha tenido los precios del dólar que ha elevado en más del 20 por ciento el valor de la materia prima, alimentos y otros insumos.

“Le estamos haciendo un llamado al gobierno departamental, nacional a través del Ministerio de Agricultura para entren a apoyar al gremio de la piscicultura, porque no sabemos lo que va a pasar más adelante y hay mucha incertidumbre en nuestro gremio”, indicó.

En Mutiscua también hay preocupación por los bajos niveles de agua que presentan las quebradas y en especial el río La Plata que surte la mayoría de las estaciones.“La fuerte sequía que estamos atravesando la región andina, nos pone en una situación muy complicada para la producción de la trucha”, indicó.

Una estación grande requiere para funcionar normalmente entre 50 y 80 litros por segundo de agua. Por la temporada seca los caudales han mermado la entrada del líquido entre 30 y 40 litros por segundo.

Image
La opinión
La Opinión