Escuchar este artículo

Despejan el relleno sanitario de Pamplona

Domingo, 8 de Marzo de 2020
Desde hoy los recicladores deberán irse.

El relleno sanitario La Cortada de Pamplona es uno de los pocos sitios de disposición final de residuos sólidos del país, en donde todavía se observan personas recuperando elementos reciclables.

Allí, entre las montañas de desechos, día a y día, a veces por las noches, un grupo de 40 personas entre hombres y mujeres de distintas edades se le ve escarbando en las toneladas de basuras para extraer botellas plásticas, cartón y otros elementos que les permitan ganarse el sustento de la familia.

Es una labor que a través de los años han venido realizando los recuperadores, sin que la Empresa de Servicios Públicos de Pamplona (Empopamplona), haya buscado los medios o alternativas para que no sigan trabajando bajo en esas condiciones de insalubridad o de prohibirles el ingreso y recolección de materiales.

Desde hace más de un par de años se empezaron a observar que las toneladas de basuras que se arrojan al vertedero, localizado en la vía a La Lejía, están expuestas al aire libre a pesar de las advertencias de las autoridades ambientales y la Procuraduría.

Con la llegada de la nueva administración municipal y el nombramiento como nuevo gerente del exalcalde de Pamplona, Klaus Faber Mogollón, la prioridad es ponerle punto final al desorden imperante en las celdas que desbordaron la capacidad y que no estaban tapando o compactando debidamente con maquinaria.

También, después de una reunión con los recuperadores y quien tienen a cargo la cooperativa Renacer que agremia una parte de ellos, Faber Mogollón les exigió que, a partir de hoy, no deben seguir trabajando en las extrañas del relleno sanitario.

La orden es perentoria y hay que acatarla, porque de lo contrario se presentarían dificultades con el Ministerio de Ambiente, la Superintendencia de Servicios Públicos, organismos de control, de salud y otras entidades encargadas del tema ambiental en la región.

En el encuentro que se realizó a un lado de la planta compactadora de residuos sólidos, el gerente les informó que a partir de este lunes empezarán las labores de adecuaciones, estabilizaciones y construcción de una nueva celda en un costado del actual sitio de disposición final.

Con el inicio de los trabajos, movimiento de tierra, basuras e ingreso de maquinaria pesada, no se permitirá que ninguna persona ingrese al relleno a extraer los residuos sólidos reciclables.

Como contraprestación a una parte de los recuperadores por dejar de buscar en el relleno sanitario, el gerente Faber Mogollón se comprometió en ubicar a algunos en puestos o frentes de trabajo en la empresa y otros que se desempeñen en el proyecto de la nueva celda.

Esta obra cuenta con recursos de la Financiera de Desarrollo Territorial (Findeter), por el orden de los 2.600 millones de pesos y el apoyo del Ministerio de Ambiente.

Con el nuevo depósito se ampliaría la vida útil del relleno a dos años y medio más.

“Vamos a empezar un trabajo técnico para que vuelva a ser un relleno que cumplan con las normas ambientales y de salubridad”, indicó.

Lea además Avanzan obras del relleno sanitario en Pamplona

Las reacciones 

Los recuperadores consultados sienten nostalgia al tener que dejar el sitio en donde trabajaron por muchos años y ven con incertidumbre el futuro que los espera al considerar que van a tener que hacerlo en el casco urbano.

Martha Inés Parra, quien tiene 38 años de estar rebuscando objetos reciclables en La Cortada, dijo que siente mucha nostalgia, porque el relleno hace parte de la vida que les ha permitido subsistir. Esta mujer en 15 días llega a ganarse hasta 150.000 pesos.

Con la decisión de no permitirles seguir en el relleno, piensa que Empopamplona debe garantizarles un trabajo más digno.

María Parra ha hecho presencia en el relleno desde hace más de 50 años, logrando sacar adelante a la familia. También le da pesar dejar el sitio.

Martha Pedraza, representante legal de la empresa Renacer, espera que las directivas de la Empopamplona  cumplan con los compromisos de darles la oportunidad de trabajo a algunos recicladores y que empiecen campañas educativas de separación residuos sólidos en la fuente.

Image
La opinión
La Opinión