Destruyen represas artesanales en quebradas de Pamplona

Miércoles, 25 de Noviembre de 2020
Gestión del Riesgo de Desastres busca mitigar el impacto de la segunda temporada de lluvias.

Al encontrarse Pamplona en alerta amarilla, como medida para afrontar la segunda temporada de lluvias del año la oficina de Gestión del Riesgo de Desastres trabaja en la mitigación de los fenómenos que podrían ocasionar emergencias entre las comunidades.

El municipio presenta zona de alta vulnerabilidad por lo que los organismos de socorro están preparados para la atención de eventualidades por remoción en masa, deslizamientos, avenidas torrenciales e inundaciones.

Para evitar que vuelvan a ocurrir situaciones de riesgo ocasionadas por quebradas o el río Pamplonita, personal de los organismos de gestión del riego verificaron los cauces de los sistemas hídricos.

Las primeras acciones fueron orientadas al retiro de los trinchos o barricadas que la gente coloca para la extracción de arena en la quebrada El Rosal, sector de El Zulia.

La responsable de Gestión Ambiental del Municipio, ingeniera Margarita Espinel, advirtió que estas prácticas están prohibidas, porque podrían generar emergencias o tragedias con las precipitaciones atmosféricas.

En Cucutilla

Los aguaceros del fin de semana produjeron un derrumbe en el sector La Curva de la vereda Cuesta Rica, en donde el alcalde Juan Carlos Pérez, solicitó ayuda a la Gobernación para lograr habilitar el paso.

El secretario de Infraestructura de Norte de Santander, Efraín Pacheco Rojas manifestó que se habilitó el trayecto por medio de un trabajo articulado con la Alcaldía.

Los usuarios de la vía entre la zona rural de Pamplona y Cucutilla, opinaron que cada vez que llueve duro se afecta la carretera y que en esta oportunidad la Alcaldía y la Gobernación procedieron a despejar los derrumbes, reanudando el tráfico en ambos sentidos.