Escuchar este artículo

En Pamplona, estudiantes crearon una torre de bambú para dar agua

Martes, 5 de Marzo de 2019
Con el proyecto los estudiantes son finalistas de la convocatoria Social Skin del grupo Bolívar.

Los estudiantes de tecnología en gestión y construcción de obras civiles del Instituto Superior de Educación Rural de Pamplona, María Fernández Acevedo, Juan José Benítez Montoya y Alcidiades Claro, son los creadores del proyecto El agua es vida.

La iniciativa busca proporcionar agua potable a través de la instalación de torres de bambú de 10 metros de altura y una malla, en forma de jarrón, que permiten la recolección del líquido (rocío, neblina, lluvia y el viento) a través del proceso natural de condensación.

El sistema consiste en atrapar el vapor de agua que por gravedad baja a un tanque en donde también se instala un filtro que facilita el consumo de agua potable para riego de cultivos y cubrir otras necesidades.

Con el proyecto los estudiantes son finalistas de la convocatoria Social Skin del grupo Bolívar, que apoya las mejores propuestas investigativas de los universitarios del país.

Según los estudiantes e integrantes del Semillero de Investigación en Estudios Territoriales en Obras Civiles del Iser, el proyecto se constituye en una alternativa que permitirá, sin ocasionarle daño al ambiente, abastecer las zonas en donde hay escasez de agua potable.

De acuerdo con la finalidad de la investigación que está en la fase de prototipado, se constituirá en factor que impulsará el desarrollo económico al mejorar la calidad de vida de las poblaciones en donde predomina la falta de agua, como es el caso de La Guajira y de otras zonas de Colombia.

El proyecto de los estudiantes tiene forma de jarrón y es elaborado en bambú.

La investigación precisa que un 28% (3.1 millones de personas), de la población rural de Colombia se encuentran en una situación crítica por la falta de acueducto, en donde las comunidades se ven en la necesidad de consumir agua de pozos, exponiéndose a enfermedades estomacales y otras complicaciones en la salud. 

En cuanto al nivel de innovación del proyecto gestado en Pamplona y teniendo en cuenta datos proporcionados por el Instituto de Recursos Mundiales, más de la mitad del planeta afrontará escasez de agua para el año 2040, debido al rápido crecimiento de la población mundial, que se expande a tasas del 1.2% anual. Además, por el cambio climático.

Image
La opinión
La Opinión