Escuchar este artículo

En Pamplona no hay camas para tantos enfermos

Lunes, 14 de Septiembre de 2020
El hospital dispondrá de 89 camas, 19 de ellas de UCI para atención de pacientes COVID-19.

La Empresa Social del Estado San Juan de Dios es el único hospital de segundo nivel de la región que atiende a un promedio de 100.000 pacientes de siete municipios de la provincia de Pamplona.

A esta cantidad de usuarios se suman pacientes procedentes de las regiones de Toledo, Labateca, sectores de Boyacá y de Arauca, quienes llegan en busca de servicios asistenciales o por alguna atención de urgencia.

También en temporada normal presta los servicios a la población de la Universidad de Pamplona y del Instituto de Educación Rural (Iser).

Solo cuenta con una capacidad instalada de 60 camas distribuidas en dos pisos y están 10 más en proceso de instalación.

En los próximos días se habilitará el área de expansión COVID-19 con 19 camas de cuidados intensivos que fueron aportadas por el gobierno departamental.

Desde que empezaron las dificultades con la pandemia de la COVID-19, las directivas de la ESE proyectaron la expansión de los servicios en un área distinta a las instalaciones hospitalarias.

Para ello se tenía previsto tomar la Clínica Pamplona en calidad de comodato, que a la fecha no se ha hecho posible.

Emergencia

El gerente del Hospital San Juan de Dios, Hernando Mora González, hizo un llamado a las autoridades de salud de la región para que se autorice una nueva expansión en donde se pueda atender a la población enferma de la provincia.

“En estos momentos superamos la capacidad instalada. Vamos a poner en marcha el plan de contingencia para responderles oportunamente a los usuarios”, dijo.

En este sentido agregó que se habilitarán 10 camas en las carpas que están instaladas en un costado del Hospital.

Sobre las 19 camas UCI, afirmó que las adecuaciones están listas y que se tienen los equipos para que entren en funcionamiento con la atención a los enfermos con la COVID-19.

 Mora González considera que la situación es preocupante, porque al llegar el pico alto de la pandemia se van a necesitar más espacios y sigue insistiendo en el tema de la Clínica Pamplona.

“Con el aumento progresivo de pacientes sintomáticos respiratorios se hace necesario contar con un plan B, al momento en que se ocupen las 10 camas que se van a habilitar en las carpas”, enfatizó.

En caso que eso llegue a ocurrir y no se tengan otras instalaciones habilitadas, los pacientes serán remitidos a Cúcuta o Bucaramanga.

El gerente para atender la emergencia como es debido solicitó a la Gobernación y al Instituto Departamental de Salud apoyo para contratar más recursos humanos que permita poner en funcionamiento las camas UCI y las 10 normales que ocuparán las carpas donadas por Acnur.

Crítico 

La subdirectora científica de la ESE San Juan, Yaneth Blanco, confirmó que hay 27 pacientes respiratorios sospechosos para la COVID-19.

“En septiembre hemos evidenciado un aumento en el número de pacientes hospitalizados que cumplen con criterio para la COVID-19”, afirmó.

La profesional sostuvo que hay aumento significativo en consulta de urgencia con casos de personas que necesitan atención inmediata u hospitalización.

Blanco aclaró que quienes ingresan al área respiratoria cumplen con los criterios de casos para diagnósticos del virus.

Más adelante explicó que hay algunas pruebas confirmadas como positivas y otros pacientes en espera de resultados.

Image
La opinión
La Opinión