Escuchar este artículo

Estudiantes crean videojuego para sordomudos

Martes, 27 de Noviembre de 2018
Los jóvenes utilizaron el lenguaje de señas colombiano.

Tres estudiantes de Pamplona crearon el videojuego Ampaire, que busca promover el lenguaje de señas colombiano y mejorar la comunicación de la población sorda.

Al frente de este proceso están Daniel Hernando Mantilla, Andrés Santos Jaimes y Jair Barrios Villamizar, quienes cursan décimo grado en el colegio San Francisco de Asís.

El grupo se presentó a la primera fase de reconocimiento y evaluación de la convocatoria de Descubrimiento de Negocios Digitales del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones por medio de la plataforma Apps.co.

Allí los evaluaron y fue uno de los proyectos de emprendimiento con base tecnológica que por su ingenio y fin social, obtuvo excelentes calificaciones.

Mantilla explicó que el proyecto está en diseño del prototipo y dispondrá en el interfaz de un intérprete digital que se encargará de hacer la traducción de los textos y diálogos, con gestos, de los personajes del videojuego.

El sistema, después de surtir las fases finales de diseño y puesta en marcha se podrá descargar, inicialmente en los computadores, para que la población objeto pueda tener acceso a este medio.

Los gestores del proyecto son Daniel Mantilla, Andrés Santos Jaimes y Jair Barrios.

Sobre el contenido, indicó que los usuarios dispondrán de un juego de roles a través del lenguaje de señas para personas con discapacidad auditiva.

También va dirigido a personas que poseen relación directa con sordos, como quienes se dedican a la educación, padres, familiares o amigos con este tipo de limitaciones.

El proyecto surgió cuando los emprendedores después de experimentar las dificultades de comunicación que tenía uno de sus compañeros, decidieron trabajar en la creación de un sistema que les permitiera tener una mejor comunicación, no solo en el aula de clases, sino en los demás entornos.

Los tres estudiantes están en la fase de implementación de los personajes, paisajes, diálogos y demás elementos del entorno del videojuego.

“Quienes vayan a utilizar nuestro juego tienen la posibilidad de ponerles nombres a los personajes”, sostuvo.

La meta es que los procesos estén listos antes de finalizar el año para que puedan disponer de un producto viable que pueda entregarse a la comunidad sorda.

Image
La opinión
La Opinión