Garantizan seguridad en la Plazuela Bolívar de Pamplona

Jueves, 3 de Diciembre de 2020
La Policía Nacional informó que en Pamplona han reducido el  hurto en todas sus modalidades en un 53%

Cansados de las riñas, gritos, aglomeraciones, malos olores, venta de estupefacientes e inseguridad, los vecinos de la Plazuela Bolívar y del sector del Humilladero en Pamplona, exigieron a las autoridades municipales acciones tendientes a controlar la situación.

A ese sector llegan a descansar en el día y a pasar la noche la población migrante; pero un grupo de extranjeros, aprovechando la situación, se dedicó a delinquir y a crear zozobra entre la comunidad que estaba preocupada por la situación.

Al malestar también se sumaron los moradores de Tinto Redondo, Los Cerezos y pasajes aledaños que hacen parte de carrera 3 o vía nacional.

Preocupación en la frontera por llegada de migrantes​



Ese trayecto desde la equina del Camellón hasta más arriba del Pasaje del Humilladero, el atrio del templo católico y los andenes de la avenida Celestino Villamizar son frecuentados por los caminantes que llegan a tomar fuerzas para continuar con rumbo a Bucaramanga.

En esta oportunidad la comunidad volvió a reunirse y le advirtieron a la administración municipal que, si no soluciona el problema generado por la presencia de los migrantes y de quienes se aprovechan de la situación para cometer actos delincuenciales, protestarían con el cierre de las vías en el sector de la Plazuela Bolívar para impedir el tráfico automotor en ambos sentidos.

El presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC), Rafael Cañas Suárez exigió acciones inmediatas en el sector y recordó que con el Club Rotario arreglaron la Plazuela Bolívar y que hoy está otra vez deteriorada por la acción de los migrantes.

El líder del sector, Javier Ortiz exigió que se vuelva a ubicar el CAI de la Policía Nacional que fue retirado hace varios años.

Oficial

El alcalde Humberto Pisciotti Quintero, con el equipo de gobierno y el comandante de la Estación de Policía Nacional, capitán Harry Serrano, se reunieron con los vecinos en el salón comunal del Humilladero.

Después de escuchar las quejas, inquietudes y sugerencias sobre el problema generado por la migración, el mandatario local se comprometió en mejorar la seguridad y garantizar la tranquilidad ciudadana.

El secretario de Gobierno, Óscar Bernal Rivera, narró que en inspección adelantada en la Plazuela Bolívar se constató que habían durmiendo cerca de 30 migrantes con niños y perros en un estado deplorable.

Explicó que le pusieron cintas y vallas alrededor de la Plazuela para garantizar que los migrantes no pernocten en el lugar, sino que sigan la ruta al interior del país.

Lanzan guía laboral para migrantes y refugiados en Colombia



Igual acción se adelantó en el puente de ingreso al barrio Chíchira para que no transiten vehículos y no frecuenten migrantes.

También para permitir el flujo de los caminantes se instalarán señalizaciones y mapas informativos a lo largo del corredor humanitario y puedan salir voluntariamente de la ciudad.

El funcionario explicó que el propósito es indicarle a los migrantes que Pamplona no es un albergue o sitio de permanencia, sino un municipio de paso que deben abandonar una vez reciban las ayudas humanitarias. 

Las autoridades explicaron las acciones efectuadas en las últimas semanas, en donde se capturaron personas comprometidas con hurtos, atracos, porte ilegal de armas y expendedores de estupefacientes. El caso más reciente fue la aprehensión de un joven de nacionalidad venezolana, quien había hurtado dinero y elementos de valor en los locales de la plaza del mercado principal. 

“Hemos reducido en hurto en todas sus modalidades en un 53%”, dijo el capitán Harry Serrano.