Escuchar este artículo

Hay centenares de frailejones gigantes en el municipio de Pamplona

Martes, 17 de Octubre de 2017
Tan altos como una palma de cera, este tipo de vegetación puede alcanzar ocho metros de altura.

La geografía de Pamplona es premiada al tener conservados los sistemas productores de agua, en donde sobresalen especies de frailejones.

Sin embargo, algunos sectores han sido intervenidos para actividades agrícolas y ganaderas.

El docente ambientalistaFrailejo Román Flórez, quien durante 17 años ha recorrido los sectores más significativos de los páramos Santurbán y Almorzadero, aboga para que estas áreas en donde hay vegetación nativa, se conserve para las futuras generaciones, especialmente los frailejones de los cerros Cruces, Oriente, laguna Borrero y La Lejía.

Flórez, indicó que recientemente estuvo en la montaña Tierra Negra, localizada en La Lejía (Pamplona) y Labateca. 

Este sector hace parte del páramo de Almorzadero, y en proceso de delimitación.

“Aquí hay unos frailejones que parecen una palma de cera”, indicó. “La vegetación está conservada y no se ven acciones que atenten contra el ecosistema”.

El docente e integrante del grupo de aventura extrema Rokaice mencionó que en esas montañas existe flora nativa, como orquídeas, pajonales, arbustos, animales y nacimientos de agua.

Este tipo de vegetación se empieza a ver desde los 3.000 hasta los 3.665 metros sobre el nivel del mar. 

Para llegar a esos puntos se tiene que caminar desde La Lejía cuatro horas y media, cerro arriba.

Flórez precisó que en lo más alto de este sistema andino se observan las montañas de Venezuela, el parque Tamá, la larga cadena que conforman los páramos Almorzadero y Santurbán.

También se aprecian las poblaciones Pamplona y Toledo.

En la investigación sobre Aspectos Florísticos y Fitogeográficos de Pamplona, adelantada por los profesores de Unipamplona, Luis Roberto Sánchez Montaño y Sandra Milena Gelvis, destacan que entre La Lejía y el páramo Tierra Negra se encuentra una frailejón arborescente que ramifica con copa amplia que puede alcanzar ocho metros de alto, con distribución restringida en la Sierra Nevada de Santa Marta, Norte de Santander y Serranía de Mérida (Venezuela), del género libanothamnus neerifolius.

En ese sector existe un frailejón que llega a medir hasta cinco metros de alto de la especie espeletiopsis.

Image
La opinión
La Opinión