Escuchar este artículo

La COVID-19 no se detiene en Pamplona

Martes, 22 de Septiembre de 2020
38 fallecidos por la COVID-19 y 1.013 casos positivos en Ocaña, según reportó  el Instituto Nacional de Salud. 

Pamplona se constituye en la quinta ciudad de Norte de Santander con el mayor número de contagio con la  COVID-19, lo que mantiene preocupadas a las autoridades locales.

Con el reporte del fin de semana se confirman 455 casos positivos de los cuales solo en los primeros 20 días de septiembre suman 171.

De acuerdo con las cifras diarias suministradas por la Sala de Crisis de la Dirección Local de Salud se prevé que antes de finalizar el presente mes se tendrían 520 personas positivas en el municipio, teniendo en cuenta que hay en espera de resultados de 182 muestras.

En la Unidad de Cuidados Intensivos de Hospiclinic se encuentran internadas 11 enfermos.

Activos se tiene registrados 104 pacientes y 14 personas fallecidas de las que siete son hombres e igual número de mujeres.

La líder de la Sala de Crisis de Pamplona, Dayana Morera Rivera, dijo que los conglomerados que registran más números de pruebas positivas son: Los Alpes (84), Santa Marta (28), El Camellón (26), Centro (25), Simón Bolívar (17), El Carmen (15), Los Cerezos (14) y Brighton (14). 

Sobre las acciones del Escuadrón de la Salud y que buscan contener el contagio en el municipio, la profesional manifestó que continúan con los cercos epidemiológicos en los sectores en donde se encuentran aisladas las personas diagnosticadas como positivas para el coronavirus.

“En nueve manzanas aledañas a las residencias de los reportados se establece la búsqueda de personas sintomáticas que cumplan con definiciones de casos que nos permiten activar la ruta de atención con las EPS”, sostuvo.

Morera Rivera añadió que en el sector comercial se verifica si los negocios cumplen o no con los protocolos de bioseguridad y de protección personal.

Para la líder de la Sala de Crisis los reportes positivos van en aumento como producto de la irresponsabilidad de las personas al participar en reuniones sociales y con ello se llevan el contagio a las casas.

El alcalde Humberto Pisicotti Quintero dijo que estaba preocupado porque en los últimos 50 días se pasó de 57 casos a 455, lo que demuestra que es una situación complicada para el municipio.

El mandatario local, señaló que el Hospital San Juan de Dios tiene la capacidad copada para atención de pacientes COVID-19 y de otros diagnósticos.

Ocaña: falta el pico más alto

A pesar de los controles, el Instituto Nacional de Salud reporta 1.013  casos en el municipio de Ocaña. 

Un total de 144 se presentan en el cantón militar El Trapiche; 58 en la cárcel y 13 en el sector rural.
 
Se han practicado 3.677 pruebas de las cuales 1.665 han arrojado  negativo, 999 en espera, 832 recuperados y en seguimiento 143.

38 personas han muerto y según expertos falta el pico más alto en esta región del país. 

El médico Juan Carlos Jiménez Illera aseguró que aplicando el 1.2 de la tasa de impacto se podría presentar en Ocaña entre 2.500 a 2.800 casos positivos y un índice de mortalidad de 50 pacientes al final de la pandemia. 
 
La curva está prevista para finales de septiembre y principios de octubre, indicó el profesional de la salud.

Image
La opinión
La Opinión