La familia que mide el clima hace 40 años en Pamplona

Lunes, 29 de Abril de 2019
El proceso de observación en la estación monitora regional del Ideam lo efectúan tres veces al día.

Desde hace 40 años funciona en los predios del Instituto Superior de Educación Rural (Iser) de Pamplona la estación monitora regional del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales.

Antes perteneció al Instituto Colombiano de Hidrología, Meteorología y Adecuación de Tierras (Himat), actual Ideam.

Los primeros años de toma continúa de datos en la estación estuvo a cargo Alejandro Jaimes. 

Al pensionarse, asumió esa responsabilidad la hija, Luz Marina Jaimes y su esposo, Óscar Alonso Guerrero Ortega, quienes durante los últimos años se han encargado de suministrar los datos meteorológicos a la sede del Ideam, en Bucaramanga, capital de Santander.

El proceso de observación lo efectúan tres veces al día. A las siete de la mañana y a la una y seis de la tarde. Estas acciones van de lunes a domingo durante todo el año.

De esta manera se reporta la información que es procesada por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, entidad que diariamente emite las condiciones climáticas del país, incluyendo en los boletines la región de Pamplona.

La estación meteorológica del Iser funciona en un área que no supera los 20 metros cuadrados. La componen equipos que permiten conocer las condiciones climáticas, la temperatura de la tierra, la humedad y demás aspectos que son tenidos en la producción agropecuaria.

Desde la creación, el sistema les ha ayudado a los campesinos de la Provincia a programar las siembras, teniendo en cuenta los fenómenos que se presentan durante los 365 días del año, entre ellos las heladas, El Niño y La Niña.

Guerrero, quien es licenciado en ciencias agrarias aprendió a interpretar los datos que se emiten en la estación desde hace más de 25 años.

Allí explicó las funciones del árbol de temperaturas compuesto de cuatro termómetros.

Dos están destinados para medir las temperaturas mínimas durante la noche y las máximas en el día. Los demás establecen la humedad reinante en el ambiente.

En la estación se tiene una especie de caneca grande llena de agua que se llama el evaporímetro, que mide la evaporación del suelo que se presenta durante el día o la noche.

Hay dos aparatos, el higrómetro y el higrógrafos, que cumplen la función de recoger el agua lluvia y marca en una gráfica la cantidad de precipitación.

Finalmente están los geotermómetros que cumplen la función de medir las temperaturas de la tierra.

Todos los datos que proporcionan estos aparatos son enviados todos los días a Bucaramanga y sirven para emitir boletines que informan sobre las condiciones climáticas de la zona de Pamplona.

Image
La opinión
La Opinión