Escuchar este artículo

Medidas sanitarias en albergues de Pamplona por coronavirus

Viernes, 13 de Marzo de 2020
En uno de los puntos fue instalado un tanque con agua para el lavado de manos.

Para evitar cualquier tipo de contagio relacionado con el coronavirus en los albergues de Pamplona, se empezaron  a aplicar medidas sanitarias, como el lavado de manos y uso del tapabocas a las personas que presenten afecciones respiratorias.

Las medidas hacen parte de las recomendaciones realizadas por los organismos de salud del país y que buscan prevenir posibles incidencias de la enfermedad, teniendo en cuenta que la mayoría de los caminantes llegan a la ciudad en precarias condiciones físicas y de alimentación.

Uno de los puntos de atención a los migrantes se encuentra localizado en la entrada a Pamplona, al frente del puente de ingreso al barrio Chíchira, en donde la líder comunitaria Martha Duque Vera, desde hace más de tres años ofrece ayuda humanitaria y alimentación.

Allí, llegan algunos exhaustos, enfermos, hambrientos, sobre todos los niños y adultos mayores.  Reciben atención para que se recuperen y puedan seguir la marcha hacía el interior del país, vía Bucaramanga, pasando por el páramo de Berlín.

Duque Vera, indicó que decidió instalar un tanque con agua potable para que los migrantes cuando vayan a saludar, recibir los alimentos o realizar otro tipo de acciones, tengan las manos limpias.

(Para poder ingresar al comedor las personas deben primero lavarse las manos con agua y jabón.)

“Estamos tomando las medidas de precaución que vemos en los medios de comunicación regionales y nacionales con la finalidad de garantizarles las mínimas condiciones higiénicas y de salubridad a los hermanos venezolanos”, indicó.

También afirmó que siempre ha estado en contacto con la subdirección científica del Hospital San Juan de Dios que les ha ofrecido charlas sobre cómo deben aplicarse los protocolos o recomendaciones del Ministerio de Salud y demás organismos del departamento y del municipio.

Para poder ingresar al comedor debe primero pasar por el sitio en donde está el agua y jabón líquido, teniendo en cuenta que hayan realizado bien el procedimiento de asepsia.

De acuerdo con Duque Vera, la misma medida la cumplen las 10 personas que están encargadas de la atención en su albergue. También disponen de guantes, tapabocas y gorros para cumplir con las medidas higiénicas y preventivas, en especial los manipuladores de alimentos.

En caso de que un migrante llegue con algún tipo de enfermedad respiratoria, se le da tapabocas, lo aíslan e informan el caso a los organismos de salud para que activen la ruta de atención y pueda ser tratado en un  centro asistencial de la ciudad.

En la actualidad en el albergue atienden  entre 250 y 300 personas diariamente. La misma acción las realizan en los tres demás alberguen que funcionan en el casco urbano de Pamplona.

“A lo largo de la carretera entre Cúcuta y Pamplona hace falta más protocolo de atención, teniendo en cuenta que a diario transitan cientos de personas desprotegidas”, indicó Duque.

Image
La opinión
La Opinión