Escuchar este artículo

Mercados se consolidan en la Provincia

Lunes, 4 de Diciembre de 2017
Participaron Pamplona, Silos, Chitagá, Chinácota, Pamplonita, Cucutilla, Cácota y Mutiscua.

El secretario de Desarrollo Económico de Pamplona, Nelson Villamizar Gómez, hizo un balance sobre los 10 mercados campesinos de 2017, y afirmó que las ventas superaron los 185 millones de pesos.

Los mercados, que se ejecutaron mensualmente en la plazuela Almeyda, congregaron a productores agrícolas, pequeños empresarios y asociaciones de Pamplona, Silos, Chitagá, Chinácota, Pamplonita, Cucutilla, Cácota y Mutiscua.

Este proyecto surgió hace cinco años y en la actual vigencia dejaron de asistir a los mercados campesinos de Cúcuta, porque se cruzaban con las fechas de Pamplona y también porque representan más gastos al tener que desplazarse.

Villamizar confirmó que cada vez aumenta el número de participantes, contabilizándose en el último de este año 98 productores que comercializaron hortalizas, papas, carne de cerdo, ovejas, maíz, frutas, dulces, productos naturales de belleza, miel de abejas, plantas medicinales y aromáticas.

“Estamos registrando ventas promedio por mes de 18,5 millones de pesos”, afirmó. “Esto significa que en el año los campesinos lograron ingresos por 185 millones”.

El funcionario igualmente indicó que a los productores les han gustado los mercados, porque los alejan de los intermediarios o acaparadores que se quedan con las ganancias.

De acuerdo con el secretario Villamizar, el proyecto se gestó para que los campesinos tengan mejores ganancias. En cuanto a la logística, manifestó que tienen dificultades, porque cada mes se requiere de 300.000 pesos en efectivo para los gastos que demanda el transporte y montaje de los mercados.

Satisfechos 

La productora, Leonor Gallardo, quien trae de la vereda Navarro fríjol, uchuvas, berenjenas, repollos y mora criolla, dijo que los mercados campesinos le han permitido tener ingresos mensuales extra y que les va bien porque logran vender directamente a los clientes de Pamplona.

Se quejó porque muchas personas cuando se acercan a preguntar por el valor de los productos, muchas personas la regañan, “porque lo quieren todo regalado”.

“La gente debe entender que producir los alimentos en el campo requiere de inversiones en mano de obra, abonos, insumos, empaques y transporte”, sostuvo Gallardo. “Es por eso que no podemos regalar los productos”.

De la vereda Ulagá, parte baja, llegó Mariela Rozo, con un cargamento de cebolla, apio y calabacines, que antes de las 11 de la mañana había vendido.

Ella se mostró satisfecha por la gestión del secretario de Desarrollo, porque los mercados campesinos cuentan con el respaldo de la administración municipal.

Image
La opinión
La Opinión