Norte de Santander: niños u’wa regresan a clases presenciales

Viernes, 22 de Enero de 2021
Hay matriculados 390 estudiantes de la comunidad y 10 que no son indígenas que habitan cerca al resguardo.

Teniendo en cuenta que en la comunidad U’wa no se han presentado casos confirmados para la COVID-19, los 390 estudiantes regresarán a clases presenciales a partir del 1 de febrero.

La población que hace parte de la Institución Etnoeducativa U’wa-Izketa está distribuida en 16 sedes que abarcan las jurisdicciones de Toledo y Chitagá.

Debido a las dificultades de conexión a internet y el temor de recibir el contagio en las instituciones públicas 10 niños, no indígenas, que habitan en sectores aledaños al territorio ancestral recibirán clases en las sedes U’wa.

El gerente de la Institución Etnoeducativa U’wa Izketa, Yimy Sánchez Aguablanca, aseguró que  serán  los únicos en esa región de Norte de Santander que prestarán los servicios de manera presencial y que los 400 estudiantes hacen parte del sistema educativo departamental.

En este sentido agregó que, de esa cifra, 10 estudiantes que no son de la comunidad indígena y que este año por el problema de la pandemia mundial, los padres decidieron matricularlos en la Institución Etnoeducativa, comprometiéndose a cumplir con las medidas de autoprotección.

“Con todos esos casos que se están presentando por fuera de nuestra región y las dificultades que tienen para conectarse a internet, van a estudiar este año con nuestros niños U’wa”, afirmó.

El gerente precisó que esta semana y la entrante se encuentran adelantando los procesos de planeación académica, pedagógicos, contratación de personal y demás requisitos que les permitirá iniciar el año escolar.

“Estamos en espera que la Gobernación firme el convenio con la Asociación U’wa para la prestación y administración del servicio educativo en el marco de la implementación del sistema indígena.

Sánchez Aguablanca, explicó que igual proceso se hará con el Gobierno Departamental con el fin de garantizar el servicio de restaurante escolar que hace parte del Plan de Alimentación Indígena Propio (Paip). “Este nos va a garantizar que todos los días los niños van a disfrutar de un almuerzo diferente, variado y con productos de nuestros territorios”, manifestó. 

El virus

Sánchez Aguablanca confirmó que desde que empezó la pandemia por el coronavirus, el territorio fue blindado por la guardia indígena que no permite el ingreso de personas ajenas a la comunidad para que no lleven el virus y contagien a la población.

“No hemos tenido ni un solo caso y por eso no hay dificultades. Aplicamos con rigurosidad las medidas sanitarias y le damos cumplimiento a las restricciones para prevenir la enfermedad”, aseguró.

Otro hecho que destacó el líder educador es que el territorio es muy sano y se respira aire puro que incide en el bienestar de la gente.

Al igual que recurren a la medicina tradicional que los mantiene libre de cualquier agente extraño que quiera afectar la salud de la población.

“Nuestras autoridades adelantan su labor cultural y ancestral para proteger y mantener siempre fuerte a las comunidades”, indicó.

El pueblo U’wa en Norte de Santander lo componen 1.500 indígenas que están distribuidos en siete comunidades de las cuales cinco están en el municipio de Toledo y dos en Chitagá.

Estos asentamientos humanos están agrupados en la Asociación de Autoridades Tradicionales y Cabildos U’wa (Asou’wa).

Image
Roberto Ospino