Escuchar este artículo

Pamplona recupera sus calles para mejorar la movilidad general

Jueves, 21 de Septiembre de 2017
La Alcaldía inició la recuperación de estos espacios ocupados ilegalmente por comerciantes.

En los últimos tres años, propietarios de negocios y de residencias de Pamplona se habían apoderado del espacio público poniendo conos de señalización con cintas de seguridad en la calle y frente a sus propiedades, para no permitir el estacionamiento vehicular.

Ante la falta de control por parte del municipio, esta práctica se fue incrementando. Era frecuente ver en el Centro Histórico conos amarillos, naranja o rojos que impedían el parqueo en áreas hasta de cinco metros.

Si alguien intentaba moverlos, los propietarios o administradores de los establecimientos comerciales se enfurecían y no dejaban que los retiraran.

Sobre el uso indebido del espacio público por parte de vendedores estacionarios, ambulantes y hasta de comerciantes legalmente constituidos que ponían en los andenes la mercancía, hay una acción de tutela que ha sido desacatada por las alcaldías desde el año 2000 hasta la fecha.

Ante las quejas por parte de la comunidad y de visitantes, la Alcaldía de Pamplona inició la recuperación de estos espacios.

En las acciones participa fuerza pública, secretaría de Gobierno, Instituto de Cultura, Policía y Tránsito.

El primer barrido se hizo en el Centro Histórico, en donde el inspector de Tránsito, Juan Carlos Camargo, dijo que la idea es recuperar estas zonas para mejorar la movilidad.

El funcionario indicó que estos elementos los recogen y entregan a los responsables de los negocios y se les advertirá que está prohibido seguir con esta práctica que privatiza las zonas comunes.

“Lo que queremos es informar y no tener que tomar medidas sancionatorias económicas”.

Del uso de las llamadas zonas azules, el inspector aseguró que están liquidadas y que se busca hacer un convenio con las asociaciones de discapacitados para asignarles puntos específicos.

El secretario de Gobierno, Jeiver Acero, aseguró que inicialmente las medidas que se aplican son preventivas y que quienes se habían apoderado del espacio público se comprometen a no volver a instalar los conos y demás elementos en el espacio público.

“Si siguen sacándolos, la Policía puede empezar a aplicar el comparendo que son medidas correctivas y económicas que se les pueden sacar a  las personas por la obstrucción del espacio público”, expresó Acero.

Image
La opinión
La Opinión