Escuchar este artículo

Policía de Pamplona cerró tres locales por no cumplir la ley

Jueves, 7 de Diciembre de 2017
Las autoridades adelantaron operativos nocturnos para controlar la presencia de menores de edad.

Por la presencia de menores de edad, las autoridades de Pamplona hicieron el cierre por dos días de tres establecimientos comerciales y les impusieron multas por no acatar las disposiciones del Código de Policía.

A los infractores les aplicaron un comparendo tipo 4 que es de 786.880 pesos, por permitir que adolescentes participen en actividades prohibidas por la ley, entre ellas el comercio de licores. 

Los propietarios infractores deberán pagar en el menor tiempo la multa para que puedan ser eliminados del sistema de medidas correctivas.

Los controles se hicieron en bares y discotecas de los sectores Plazuela Almeyda, Calle Real y parque Águeda Gallardo, al igual que otros puntos de la ciudad en donde los fines de semana expenden bebidas alcohólicas.

La inspectora de Policía, Laura Rodríguez Caballero, dijo que al ingresar a uno de estos establecimientos comerciales y solicitarles a las personas que se identificaran, una de ellas sacó una cédula que no coincidía con los rasgos y edad del tenedor.

Ante esto le indicaron que era un delito asumir ese tipo de conducta, por lo que se vio obligado a confesar que era menor de edad y no quiso dar explicaciones sobre el por qué tenía ese documento en su poder.

Al propietario de la discoteca se le llamó la atención, porque según las autoridades es absurdo ver que quien figura en la cédula de ciudadanía es una persona mayor de 35 años y quien se identificó con ella no llega a los 16 años de edad.

“Por estos hechos procedimos a cerrar los tres negocios”, dijo. “Sabiendo que no se debe permitir el ingreso de menores de edad, les expenden bebidas embriagantes”.

Entre las recomendaciones que se dejaron está la de que se debe tener un empleado disponible para que se encargue en la entrada de solicitar los documentos de identidad para que no ingresen quienes tengan menos de 18 años.

Al  igual se les advirtió que el carné de la Universidad no es válido para identificarlos como mayores de edad.

Los niños, ante la falta en el municipio de un centro de atención al menor infractor, fueron entregados a los padres.

Las labores desarrolladas en conjunto con la Policía igualmente están enfocadas a verificar si los establecimientos funcionan con los documentos en regla y si cumplen con las condiciones para la atención masiva de público.

Rodríguez, agregó que las acciones están orientadas a identificar y requisar a las personas que por las noches frecuentan los espacios públicos.

Estas acciones tienen la finalidad de prevenir lesiones personales por porte de armas, controlar la distribución de drogas y prevenir las riñas en vía pública.

Image
La opinión
La Opinión