Por aumento de casos COVID, Pamplona se declara en alerta roja hospitalaria

Viernes, 30 de Abril de 2021
El toque de queda para el municipio regirá hasta el próximo 3 de mayo, entre las 8:00 p. m. y las 5:00 a. m. del siguiente día.

Para contener la expansión del virus de la COVID-19 la administración municipal de Pamplona, siguiendo las medidas del gobierno departamental y de la ESE San Juan de Dios, decretó la alerta roja hospitalaria y se modificó la medida de toque de queda en la jurisdicción.

El aumento progresivo de casos como producto del tercer pico de la pandemia se ve reflejado al hacer el comparativo con igual periodo de marzo de 2021.

En abril han aumentado las cifras en 182 positivos, más 10 fallecidos, frente a solo 78 contagiados y 5 muertos en 27 días del mes pasado.

De acuerdo con el boletín informativo número 396 de la Sala de Crisis de la Dirección Local de Salud, Pamplona ha reportado 2.604 casos confirmados desde que empezó la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus.

De esa cifra, figuran 118 personas fallecidas en el municipio, 63 casos activos, 75 muestras en espera de resultados y 226 personas en seguimiento.

El nuevo brote de la enfermedad mantiene a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del San Juan de Dios a cargo de la empresa Hospiclinic, en niveles que promedian el 80% de la capacidad instalada.

Al término del Puesto de Mando Unificado (PMU) y teniendo en cuenta las disposiciones hospitalarias de la ESE local y el Instituto Departamental de Salud (IDS), ante el aumento de los contagios se estableció el toque de queda de 8:00 p.  m. hasta las 5:00 a. m., medida que regirá hasta el 3 de mayo.

La venta y consumo de licores en el espacio público se regirá por el mismo horario; permitiéndole a los establecimientos de comercio nocturno las ventas a puerta cerrada y utilizando la estrategia de servicios domiciliarios.

“La enfermedad es alarmante y de manera exagerada ha subido el pico y la atención en la UCI del Hospital San Juan de Dios”, afirmó el alcalde, Humberto Pisciotti Quintero.

Ante esas circunstancias, el funcionario aseguró que se tienen medidas, pero que los ciudadanos deben ser responsables y pensar que prima el buen comportamiento social e individual.

“En verdad, ante la irresponsabilidad ciudadana no sabemos qué hacer. Las autoridades cumplen con su trabajo y no entendemos el por qué hay personas indolentes ante el peligro de llegar hasta perder la vida”, añadió el mandatario.

La alerta roja

El gerente de la ESE San Juan de Dios, Hernando Mora González, expidió la resolución N° 114 que declaró la alerta roja en la red hospitalaria de la provincia de Pamplona.

La decisión se soporta en que, de acuerdo con los reportes de la entidad Hospiclinic que tiene a cargo la UCI, en los últimos días promedia entre los 78.9% a 84.2% de ocupación.

De acuerdo con el gerente, la medida está soportada en las directrices de la Gobernación de Norte de Santander y el IDS que permite tener personal disponible, productos farmacéuticos, medicamentos, dispositivos y suficiente oxígeno para atender la emergencia.

Además, quedaron restringidas las cirugías ambulatorias que puedan requerir camas para hospitalización o ocupación de UCI.

La disposición también prohíbe las vistas a todas las áreas del hospital al igual que se le exige al personal asistencial la utilización de los protocolos de bioseguridad y autocuidado, teniendo en cuenta la premisa que todo paciente puede estar infectado con el virus.

Image
Roberto Ospino