Escuchar este artículo

Preocupación en Pamplona por posible aumento de infecciones respiratorias

Miércoles, 24 de Junio de 2020
Las lluvias y el desacato de las medidas de bioseguridad pueden incidir en la situación, aunado a la COVID-19.

Con la llegada de las primeras lluvias torrenciales y con el anuncio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de que el mundo entró en la fase más peligrosa de la pandemia, en Pamplona las autoridades sanitarias empezaron a preocuparse para que en el municipio la incidencia no sea tan alta.

En la actualidad se registran seis casos de coronavirus de los cuales hay cinco recuperados; 85 muestras en espera de resultados y 94 personas están bajo observación de la Dirección Local de Salud y ningún fallecido asociado al virus.

El temor es que, con las primeras precipitaciones atmosféricas y el desacato de las medidas de bioseguridad, la cuarentena y pico y cédula los casos puedan aumentar, teniendo en cuenta las condiciones climáticas reinantes en la región que tiene alturas que van desde los 2.500 a 2.845 metros sobre el nivel del mar.

Los primeros hechos de desobediencia masiva se registraron el viernes en donde la gente salió aprovechando el anunció del gobierno nacional del día sin IVA e igual fenómeno se siguió dando el fin de semana festivo.

Aunque hay medidas, como las del aislamiento social obligatorio, toque de queda y pico y cédula las que con el pasar de los días se han flexibilizado con la permanencia de personas en los espacios públicos y en los establecimientos comerciales sobrepasan el número de clientes permitidos.

Preocupación

Para la directora local de Salud, Martha Maldonado, desde el punto de vista epidemiológico, las enfermedades respiratorias agudas tienden a incrementarse con la llegada de las lluvias. Todo esto puede comprometer la capacidad instalada que tiene el Hospital San Juan de Dios de Pamplona para la atención de casos, sostuvo.

La Directora de Salud agregó que como producto de los cambios climáticos se han aumentado los tamizajes en el municipio con el propósito de hacerle seguimiento o rastreo a la circulación del virus en la ciudad.

También sostuvo que con la flexibilización de las medidas se ve mucha gente en las calles y el distanciamiento social ya no es severo, lo que indica que la ciudadanía se ha relajado en torno a la emergencia sanitaria nacional.

Igualmente recordó que según el Instituto Nacional de Salud (INS), el pico alto de la pandemia llegará en agosto, por lo que no se pueden dejar a un lado las medidas de cuarentena y bioseguridad.

Como recomendación para prevenir el contagio, dijo que la gente debe seguir con el aislamiento, usar el tapabocas, lavarse frecuentemente las manos y con los cambios de clima cuando vayan a salir a la calle hacerlo bien abrigado para no tener complicaciones de salud.

De los casos de infecciones respiratorias agudas en las últimas semanas reportadas por EPS se mantienen entre los 50 y 100 casos.

De acuerdo a lo asegurado por directora de salud, con la llegada de la temporada de lluvias se van a incrementar abruptamente los casos de gripa para lo cual se empezaron a tomar acciones para controlar en lo máximo la situación.

 

Image
La opinión
La Opinión