Escuchar este artículo

Regresaron a Pamplona estudiantes oriundos de Mocoa

Viernes, 21 de Abril de 2017
Con el apoyo de la Unipamplona, 106 jóvenes viajaron a apoyar a sus familias ante la tragedia del 31 de marzo.

Los 106 estudiantes de la Universidad de Pamplona, oriundos de Mocoa, regresaron  con ayuda de la institución educativa a terminar el semestre, luego de apoyar a sus parientes tras la avalancha del 31 de marzo.

Los universitarios viajaron a la capital del Putumayo con el respaldo de las directivas de la Unipamplona, algunos con las esperanza de retornar y otros con la incertidumbre por haber perdido a sus padres.

Los estudiantes dijeron que regresaban con tristeza, porque en Mocoa dejaron la familia y amigos sumidos en el dolor por la pérdida de seres queridos. “Volvemos con orgullo a terminar las carreras y más adelante aportar al desarrollo del Putumayo”, dijeron.

Plan institucional

El director del Centro de Bienestar Universitario, Nelson Mariño Landazábal, manifestó que para que los estudiantes regresaran a Pamplona, por iniciativa del rector, Ivaldo Torres Chávez, les enviaron a Mocoa dos buses.

De esta manera, arribaron a la ciudad los estudiantes que están matriculados en diferentes carreras profesionales.

El compromiso inicial de la Universidad es ofrecerles toda la ayuda sicológica para que empiecen a superar de alguna manera el trauma ocasionado.

Después de evaluado cada uno de los estudiantes, se sacará una lista con quienes requieren de colaboración para que se transporten gratuitamente todos los semestres a estudiar.

Al igual que los más necesitados harán parte de un plan padrino para que puedan seguir profesionalizándose en Pamplona.

Según el directivo del Centro de Bienestar Universitario, la idea es que cada uno de los profesores de manera voluntaria ofrezca una ayuda económica para que puedan pagar arriendo y alimentación y cubrir otras necesidades que demandan los estudios.

Otros de los beneficios que les brinda la Universidad, es la alimentación gratis a través del comedor que funciona en la sede El Rosario.

“Estamos ahora más tranquilos, porque estos muchachos van a poder terminar sus proyectos de vida”, dijo.

En este sentido, agregó que para que en los próximos semestres sigan los estudios, necesitan de becas por parte de la Gobernación de Norte de Santander, del Putumayo, al igual que de las alcaldías de Pamplona y de Mocoa.

Image
La opinión
La Opinión